6 feb. 2015

Laquenodebesernombrada

En la historia de todos los superhéroes hay mujeres. Lois Lane, Catwoman, Pepper Potts, Mary Jane Watson, Aldonza Lorenzo, Ofelia... son algunos ejemplos. Como buen superhéroe que soy, en mi historia ha habido algunas mujeres. Desgraciadamente, con la que más aventuras he vivido ha sido con Laquenodebesernombrada. Lógicamente, su condición dificulta muchísimo narrar mis aventuras y hace casi imposible su publicación.

Nuestras vidas han caminado paralelas sin que nosotros lo supiéramos de forma sorprendente y los conspiranoicos podrían volverse locos si revisaran nuestros pasos. Una historia digna de un documental sobre la serendipia. 

Estudiamos en la misma universidad, frecuentamos los mismos lugares y las mismas personas separadamente y en distintas épocas. Nunca coincidimos a pesar de la cantidad de lugares en los que podríamos habernos conocido antes. Ni vivíamos en el mismo barrio ni teníamos amigos comunes hasta aquel extraño momento en el que nos conocimos en un patio de colegio. Las primeras palabras que me dedicó fueron más que premonitorias y en latín: Indivisa Manent. Así, a modo de conjuro sacado de un viejo libro de hechizos...

Laquenodebesernombrada nunca creyó en mis superpoderes. Supermedianía, me llamaban en sus reuniones del hampa. Y nunca reconoció mis superpoderes, lo que fue su perdición.

No hay comentarios: