6 jun. 2014

Mamarracha busca subvención.

Lo siento, me niego a vivir en un mundo lleno de mamarrachos capaces de apoyar, justificar y valorar positivamente tomaduras de pelo. Mucho más, mamarrachadas subvencionadas y no me refiero al espantajo espatarrado, hablo de los anormales de los palmeros culturetas que celebran la siguiente estupidez y, seguramente, consideran que hay que subvencionarlo:



Une artiste expose son sexe sous «L'origine du... por quoi2news

Si las imágenes no han sido suficiente, pues os doy un par de ideas para que mandéis a la mierda al primer mentecato cultureta que defienda y aplauda la mamarrachada ante vosotros.

No es original porque hace casi 50 años la austríaca Valie Export se hizo famosa por la performance Pánico Genital.
No es innovadora ya que Abramovic lleva años estudiando el trabajo de Valie, haciendo cosas parecidas y reflexionando inteligentemente sobre ello.
No es transgresora porque a diario podemos visitar cualquiera de las millones de páginas web porno o visitar cualquier expectáculo en directo.
No es bonita ni artística porque, por mucho que le atraiga al marsupial señor de la riñonera arrastrado a salir de allí por su esposa, el poema que recita es bastante absurdo: "Yo soy el origen, yo soy todas las mujeres. No me has visto, quiero que me reconozcas. Virgen como el agua creadora de esperma".
Una mamarrachada carente de valor estético o de ejecución ya que sentarse en el suelo abriendo las piernas lo hace mejor y con más gracias cualquier animadora de baloncesto.
No es valiente porque poner en un aprieto e incomodar al personal del Museo d'Orsay no tiene ningún mérito. ¿Se atrevería a hacerlo en Kabul?
La acción reividicativa es absurda porque, si lo hubiese hecho en el Museo Nacional de Afganistan tendría algún valor. En París, donde se ven choteras libremente desde hace más de un siglo en el Moulin Rouge...pues desmerece un tanto.
No demuestra nada sobre tabúes ni sobre igualdad de género ya que si se presentase un hombre de la misma manera, indudablemente sería apaleado y sacado a golpes por acoso sexual, exhibicionismo, etc.

Además, estoy seguro de que cualquiera es capaz de mostrar mucho más talento.



Como siempre digo. El arte, ese mundo de sinvergüenzas.

3 comentarios:

Luis Zapater dijo...

Cuke

anda por casa un libro acerca de sexualidad de Gregorio Marañón y menciona una desviación que se llama exhibicionismo... No creo que haga falta correr mucho más

Sybil dijo...

Qué necesario es cambiar el mal vicio del todo vale y el poder reconocer las mamarrachadas cuando uno las tiene delante. Aunque estén expuestas sin ropa interior.

Cuke Zapater dijo...

La sexualidad de Gregorio Marañón... no le veo posando desnudo...

Hemos ido más allá del todo vale y encima hay que pagarlo...