25 may. 2014

Todos los días.

Todos los días recuerdo a mis alumnos la importancia de llevar el uniforme. Limpio, con cierta diginidad y con la camisa por dentro. Que no se puede ir desnudo por la calle, que hay que ser discretos y elegantes con nuestra vestimenta, nuestros gestos y nuestra forma de actuar.

Todos los días en el patio les recuerdo que lo importante es jugar, que no se puede agredir al compañero, ni pelearse durante el juego. Que jugamos para divertirnos.

Todos los días les recuerdo que debemos apoyar a todos, ser pacientes y respetuosos con los que lo hacen bien y con los que se equivocan, aprender a esperar y dar la oportunidad. Que todas las opiniones deben ser escuchadas y es importante respetar las opiniones ajenas sin imponer las nuestras. Que hay muchas cosas más importantes que un juego.

 

Todos los días les recuerdo que debemos respetar a todo el mundo. Reconocer el esfuerzo y respetar el trabajo de otros, especialmente de las madres. Que no debemos menospreciar ni denigrar a ninguna persona y reconocer sus valores, especialmente a las mujeres.
Todos los días les recuerdo que deben reflexionar antes de tomar decisiones y actuar en consecuencia. Que hay cosas que luego no se pueden cambiar y no se pueden arreglar.
Diego Pablo Simeone, en un momento de la celebración del título de...

Todos los días les recuerdo que deben ser educados a la hora de dirigirse a los profesores y al hablar con sus compañeros. Que no deben hablar a gritos ni con insultos. Que deben pedir las cosas por favor y dando las gracias.

 

Todos los días les recuerdo la importancia del descanso, que deben acostarse pronto y dormir el tiempo suficiente. Que no deben quedarse viendo la televisión o jugando a la consola. Que no hay excusas para acostarse tarde.

Todos los días paso más tiempo recordando estas sencillas normas de convivencia que dando clase de Matemáticas o Lengua porque todos los días tengo un alumno que llega tarde porque se ha quedado dormido, que no hace los deberes porque estuvo celebrando "el cumpleaños de su abuelita", que se ha peleado con otro en el patio, que directamente no lleva el uniforme...

Todos los días me pasan los mismos sesudos informes y estadísticas informándome de lo poco que aprenden, de sus malos resultados académicos, de lo mal que lo hacen los maestros... o de lo poco que saben... o de otras "reflexiones" y de las soluciones. Pero lo mejor de todo es descubrir dónde estaban anoche los que firman esas leyes tan divertidas que me dicen como hacer mi trabajo.

Enhorabuena a los vencedores pero yo, mañana, tendré que volver a empezar a repetir todo.

4 comentarios:

Sybil dijo...

Me encantan tus verdades y la forma de expresarlas... Qué alegría que vuelvas a estos lares!

Cuke Zapater dijo...

Gracias Sybil, es un honor recibir tantos elogios.

Luis Zapater dijo...

de acuerdo contigo, pero ¡¡ Hala Madrid!!

Anónimo dijo...

Genial, genial, genial
Bss Cuke