22 feb. 2012

Por encima de la ley.

Aquí, en Las Batuecas, tenemos un montón de gente que piensa que está por encima de la ley y que, aún por los más justos motivos, puede actuar infringiendo las normas. Y el problema no es que existan esas personas, el problema es que hay tontos que apoyan y ensalzan tales comportamientos sin ser conscientes del grave error cometido.

¿Por qué lo hacen? ¿Son tan partidistas y obcecados que les dan igual los medios siempre y cuando ganen ellos? ¿Son conscientes de que defienden algo contrario a sus propios principios y que atenta contra los derechos y libertades individuales?

Luego, de estos vientos llegan tempestades muy destructivas. Son famosos los casos de apoyo a grupos terroristas que luego terminan asesinado niños y el mismo personaje que antes alababa la acción terrorista, llora por las víctimas, aunque en el fondo sólo le importan sus resultados (normalmente electorales).

Y este fin de semana se han reunido un montón de listos a defender a un señor que ha vulnerado un derecho básico: la privacidad de la comunicación entre abogado y cliente, lo que supone un abuso grave de los derechos de todos. ¿Luego que vendrán las escuchas de conversaciones con el psicólogo para detener a la gente por enfermo mental? 

Muchos comentarios he oído defendiendo que el fin justifica los medios, que realizar escuchas ilegales para detener al abogado chorizo está bien, pero saltarnos la ley nos envilece y derriba nuestros propios valores de libertad y derechos. Y si quieren detener al abogado del político chorizo de turno sólo tienen que hacer una auditoría superficial de las cuentas del abogado y encontrarán más de un motivo para detenerle (léase La Tapadera de Grisham o los motivos para detener a Al Capone).

Luego, "los artistas e intelectuales del cine", esos a los que se les llena la boca al hablar de derechos y libertades, aparecen defendiendo semejante actitud y me parece terriblemente peligroso. Nadie puede estar por encima de la ley y ninguna causa puede justificar que se pisoteen los derechos de alguien, aunque sea un asesino, tal y como tratan de justificar muchos. ¿No han aparecido abogados defendiendo los derechos de asesinos como los de Marta del Castillo? ¿Qué pasaría si las conversaciones entre etarras detenidos fueran grabadas y usadas en su contra?

Parece que nadie es consciente (o no han querido leer los motivos) de la gravedad de la acusación que recaía sobre este señor.



En mis años mozos vi muchas películas de serie z, desde Troma a musicales como The Rocky Horror Picture Show y, como todo buen adolescente de la época, me tragué todas las de Rambo, Van Dame y, por supuesto, Steven Seagal. En cierta película, Seagal llega a hacer un monólogo diciendo que nadie está por encima de la ley. ¿Estaría dirigida por Isabel Coixet?

No hay comentarios: