16 jun. 2011

No es verdad.

Si alguna vez pasa por vuestras manos el semanario Alfa y Omega, en sus últimas páginas encontraréis una columna titulada "No es verdad". En ella se comentan declaraciones formuladas durante la semana indicando los errores de concepto que cometen.

Hoy ha sido un día para enmarcar. Imposible acumular más insensateces en 24 horas.
  1. "La culpa es de los bancos" ha dicho el Ministro de Trabajo. Pues no es verdad. Si así fuera, en todos los países la situación sería idéntica porque en todos los países operan entidades bancarias. Si matizase la culpa es de los bancos españoles, le indicaría que mire los índices de crecimiento de la economía española y compruebe que el PIB español no depende de la banca. Si su matización fuese la culpa es de la actuación de los bancos españoles habría que indicarle que el Banco de España, el CNMV y demás organismos reguladores de la banca, coordinados desde el Ministerio de Economía, tienen potestad para regular la actuación de los mismos siguiendo las indicaciones del gobierno del que forma parte. Si lo que de verdad quiere decir es la culpa no es mía, pues puede comenzar a irse a tomar por culo.
  2. "La necesidad de trasladar [...] los restos del dictador". Pues no es verdad porque, con los problemas económicos que hay, dedicar un sólo céntimo del presupuesto para trasladar los restos de Franco a otro sitio es de aurora boreal.
  3. "Es necesario establecer una comisión parlamentaria para conversar con los indignados". En este caso la tontería parte del Sr. Gómez. Pues no es verdad que haya que crear un organismo nuevo porque ya existen los necesarios para hacer llegar todas las propuestas al parlamento. Juntas de distrito y el mismo Parlamento de Madrid tiene una oficina de registro para hacerlas llegar. Ahora bien, hay que tenerlas. Y visto lo visto, tiene que haber voluntad de conversar.
  4. "El movimiento indignado es pacífico". Lo podemos escuchar en cualquier sitio y no es verdad porque la toma de un espacio público por una multitud es un acto violento. Violento por la numerosidad. Un hombre, cuidando un jardín público en su tiempo libre, puede sentirse agredido por una veintena de jóvenes que pisotean el césped que el cuida jugando al fútbol. Ni él tiene derecho a considerar suyo un parque público, ni los jugadores a vandalizar lo que aquel señor cuida con esmero. Por tanto, la violencia existe.
  5. "La policía no está para crear problemas". Rubalcaba dixit. Pero no es verdad porque la policía es la encargada de velar por la seguridad y derechos de los ciudadanos haciendo cumplir la ley. Si la ley dice que es ilegal manifestarse en determinadas condiciones, pues tendrá que cumplirse, no necesariamente por la fuerza. Unas cuantas identificaciones, denuncias y la amenaza de un certificado de penales con cargos que te impidan: presentarte a una oposición, estudiar en el extranjero, acceder a becas y subvenciones, viajar a los USA... Suficiente para que más de uno se volviese a casita sin necesidad de dar palos.
  6. "La justicia de las reivindicaciones". No es verdad porque, desde el momento que el movimiento incumple la ley electoral, deja de ser un movimiento justo y pasa a ser delictivo. Desde el momento que toma violentamente (violentamente por el número) una plaza pública deja de ser un movimiento justo porque vulnera los derechos de los demás ciudadanos de usar dicho espacio público.
  7. "Las movilizaciones no benefician al PSOE". Pues no es verdad porque las movilizaciones tienen un marcado carácter político, sólo se producen en localidades concretas (olvidádose de los alcaldes defensores de asesinos) y varios sociólogos ya han marcado el objetivo de dichos movimientos.
  8. "El numeroso movimiento". Tampoco es verdad, porque, viendo las estadísticas, cualquier partido nacionalista de segunda cuenta con un apoyo mayor al de los indignados.
  9. "No nos representan". Pues no es verdad porque todos los políticos son elegidos democráticamente por mayoría y esto significa que nos representan a TODOS. Aunque me pese, el Sr. Zapatero me representa y es mi presidente. Así es el sistema y, si no están de acuerdo, son antisistema (negando sus propios principios).

No hay comentarios: