26 may. 2011

Revoluciones

Revolución fue la de los trabajadores a principios de siglo xx, que no tenían nada y si no trabajaban tampoco comían. Revolución los de Tiannanmen, que se arriesgaban a ser tiroteados. Revolucionario el que se arriesga a perder algo, por pequeño que sea, por algo mejor. Revolucionarios los marinos españoles que embarcaban hacia América y a veces llegaban, a veces no.
Los manifestantes de Sol, como los de Mayo del 68 tenían para comer (y para fumar). Si se ponían malos tenían médicos y medicinas. Si acampas en Sol tienes un Samur a 20 metros, un McDonalds a 10 y un Corte Inglés a 5. Eso no es una revolución.

Bien, entiendo que defienden unos valores y exigen unos derechos. ¿Que los políticos son unos ladrones? ¿Que los directivos de las grandes empresas son unos chorizos? Pero...

Choriza tu tía Conchi que no declara el alquiler que le pagas por su piso de soltera y te lo deja a muy buen precio.
Chorizo tú que, por ahorrarte el 18% de IVA, pides que te hagan las cosas sin factura. 
Chorizo tu padre que usa las medicinas gratuitas de tu abuela en vez de comprar las suyas. 
Choriza tu hermana que no declara esos ahorrillos que heredó de tu abuelo y guarda en un cajón. 
Chorizo el profe que no declara lo que le pagas por las clases particulares que da por la tarde a tu hijo. 
Choriza tu abogada que se desgrava los impuestos del ordenador que ha comprado para su hijo como gastos de empresa e incluso solicita una ayuda para actualización tecnológica de empresas. 
Chorizo tu colega del trabajo que exige salir una hora antes, siempre llega media tarde y se toma su media hora para el café (sin contar los cigarrillos).
Choriza tu suegra que paga en negro a la asistenta y no la da de alta en la Seguridad Social.
Chorizo tu vecino del quinto, el transportista, que usa la gasolina de la empresa para los coches de su mujer y sus hijos.
Choriza la comercial que te invita a comer con la tarjeta de la empresa y lo justifica como gastos de representación.
Chorizo tu amigo que se da de baja por anginas cada fin de semana que le toca trabajar.
Choriza la funcionaria de la entrada al ministerio que finge bajas por depresión para quedarse en casa con su nieto.

En una maravillosa colección (que os animo a completar), los españoles demostramos que el problema ni son los políticos ni los empresarios, somos todos. La auténtica revolución será el día que lo reconozcamos y cambiemos de actitud. Mientras tanto, disculpad que no me levante.

8 comentarios:

sueños dijo...

salvando diferencias ideológicas del primer párrafo (pero sin ánimo de entrar a discutir hoy, guiño guiño)... Estoy de acuerdo en todo lo demás.
Ojalá el estado me dejara trabajar en A dando clases particulares (dado que soy maestra) además de trabajar en un colegio. Todo lo demás, de acuerdo. Un gran problema de este nuestro país es que los chorizos siempre son los otros y no nosotros, aunque hagamos lo mismo a nuestro nivel...

josleu dijo...

nen, la herencia del abuelo no esta libre de impuestos? al menos en madrid no tiene sucesiones y donaciones hace tiempo (y mucho dinero tiene que ser para declarar por patrimonio)

en lo demas, mas o menos de acuerdo... hoy tenia una discusion parecida en la ofi, y el dicho de "cree el ladron que todos son de su condicion" era 100% cierto... ¿que como se me ocurria pedir factura para tal o cual cosa?? pais....

Patch dijo...

Las herencias tienen impuestos, tienes que pagar al notario en función de cuánta pasta (entiéndase por bienes+ cash) heredas.

Hablando de revoluciones http://historia.libertaddigital.com/fanatismo-a-calzon-quitado-1276239035.html por si da alguna idea, los fanatismos a lo tonto no sirven de nada

Cuke dijo...

Sueñito, nadie está libre de culpa, pero ¿recuerdas tu viaje a Gävle? Donde todos cuidan de las cosas de todos, todos pagan sus impuestos...

TitoChelu, en la CAM están libres pero pagas los gastos que ocasione. Además, tu abuelito te dio una cantidad de dinerito interesante porque eras su nieto preferido... Además, da igual, la idea es no pagar.

AmigaPipin, ¿por qué siempre terminas hablando de gente en culos?

Joselu dijo...

duda: las donaciones ocasionan gastos?
lo de las herencias lo tengo claro (no habia caido en el tema de los notarios y eso), pero para donar algo a algun familiar cercano tengo que hacer todo eso? (nunca he donado ni me han donado nada un importe reseñable, asi que lo desconozco)

Cuke dijo...

Sí, como mínimo de gestión administrativa, por ejemplo los gastos de notaría en caso de bienes inmuebles, son un poquito altos.
Otro tipo de donaciones dependen del abogado que te haga los papeles.

Capitán Bounty dijo...

Linda disertación sobre lo que tú entiendes por "revolución". Ahí va lo que en castellano entendemos por tal término (from RAE):

1. f. Acción y efecto de revolver o revolverse.

2. f. Cambio violento en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación.

3. f. Inquietud, alboroto, sedición.

4. f. Cambio rápido y profundo en cualquier cosa.

No dice nada de pasar penurias.

Me parecen admirables los esfuerzos y las luchas del pasado. Nunca agradeceré lo suficiente a quienes acabaron con dictaduras y privilegios, pero ¿es obligatorio esperar a morir de hambre para pedir justicia ?

Estoy cansada de quienes piensan que los votantes de izquierdas no pueden tener ni piso, ni coche, ni aspirar a vivir todo lo bien que puedan. También estoy harta de quienes cuestionan a los que piden justicia PARA TODOS, aunque sepan que a ellos no les falta de nada.

Estoy de acuerdo en que tenemos que cambiar la mentalidad del escaqueo y la picaresca, nunca la he entendido aunque reconozco en mí algún que otro ramalazo cultural.

Pero yo, mientras nos vamos curamos de esta pandemia ibérica, voy haciendo tiempo apoyando el Movimiento y empezando el cambio por mí. Cuando ya esté todo hecho, te aviso y me dices si nuestro trabajo ha sido de tu gusto. Si no es así... no te quejes. ¡Únete!

Cuke dijo...

Querido Capitán:

Entre las definiciones que aporta, el movimiento que comentamos no ha sido revolucionario (al menos en sus formas) por ser continuidad de movimientos okupacionales ya creados con anterioridad, no ha sido cambio radical en las instituciones (a no ser que considere un cambio la designación del Sr. Rubalcaba como candidato...), ni ha supuesto (aún) un cambio en profundidad en la sociedad.

Sí ha sido un alboroto que puede haber conmovido a diversos estratos sociales que se hayan visto llamados a reclamar una limpieza gubernativa. Pero dicha limpieza gubernativa no se puede dar mientras nuestra sociedad sea tan hipócrita de denunciar regalos a políticos mientras paga sus gastos en dinero negro. A eso lo llama el refranero ver la viga en ojo ajeno. Mientras nuestros políticos salgan de la misma sociedad corrupta en la que vivimos, seguiremos teniendo políticos corruptos.

En ningún momento asocio las penurias como indispensables para alzarse, hablo de lo fácil que es hablar de revolución sabiendo que otros pagan con impuestos hospitales a los que ir si enfermamos, bomberos que apagan incendios y pagan servicios sociales que nos atenderán en caso de que las cosas vayan mal.
Y si somos algo más radicales, la misma policía que tan mal actuó en las jornadas pasadas es la que evita incidentes como las agresiones de seguidores del Barça a otros manifestantes. ¿No tienen los acampados miedo a mafias que asesinen a unos cuantos indignados contratados por los dueños de las tiendas? ¿O algún loco que le de una noche por rociar de gasolina unas cuantas tiendas mientras duermen? Es muy fácil acampar en una plaza pública cuando tengo tanta seguridad que me protege. No sé a Vd. pero yo duermo relativamente tranquilo pensando que algún policía vigila para que nadie entre en mi casa.

Querido Capitán, no cometamos el error de convertir en héroes a aquellos que lucharon en el pasado. Nos encontraremos algún que otro gaznate cortado injustamente en nombre de la revolución.

Igual que Vd. está harto de los que cuestionamos las revoluciones, hay quien está harto de ver revolucionarios que no han dado un palo al agua en su vida viviendo estupendamente reivindicando derechos para otros. Hay quien está cansado de ver a la gente pidiendo derechos sin cumplir con sus obligaciones. Hay quien lleva trabajando desde los 18 años para pagarse una carrera mientras sus compañeros recibían becas millonarias gracias a la evasión de impuestos de sus progenitores agricultores.

Tal vez ha llegado el momento (económico, político y social) de dejarse de revoluciones y de ponerse a trabajar todos. De perseguir a vagos y maleantes que viven aprovechándose de los derechos de todos. De hacer cumplir la ley, de obligar a la sociedad a cumplir sus obligaciones y de demostrar que son dignos de sus derechos. Vd. mismo habrá sido testigo del despilfarro que supone la gratuidad del material para los hijos de sus marineros.

Y no, no me quejo, sigo trabajando muy duro (sin tiempo para revolucionarme) y pagando mis impuestos para que TODOS tengamos sanidad, paro, pensiones,luz, agua...