28 abr. 2011

Y más leña al mono.

Y la joven amiga después de leer aquel post renovó su intención de voto a los mismos. Da igual si pactan con el mismísimo diablo, si acuerdan contratos económicos con el mismo Satán o firman un acuerdo sanitario con el doctor Menguele.

Seguiremos escuchando las noticias del pasado, como el Sr. Gabilondo que sigue criticando al expresidente, en vez de hablar de lo que ocurre hoy. El mismo que arremetía contra los acuerdos con grandes empresas hace 10 años, hoy sigue criticando aquel gobierno olvidándose de los mismos acuerdos (y con peores condiciones) que hoy firman los compañeros de partido de su hermano.

Seguiremos viendo a titiriteros meterse con los de siempre. Sí, con los de siempre (el video no lo he encontrado). Porque son sectarios y sólo ridiculizarán creencias e ideas diferentes a las suyas. Nadie criticará las ridículas campañas ni el carácter de las mismas, no hablarán de las pequeñas trampas para eludir a los inspectores, ni de los hijos de presidentes que ganan comisiones presentándose como "hijos de", no criticarán a los que me llaman "tonto de los cojones" por tener una opinión diferente, no hablarán de las deudas que dejan algunos y, pase lo que pase, nunca morderán la mano que les da de comer.

Seguiremos viendo a los mismos periodistas manipular la información y acosar sólo a los oponentes, para luego defenderse hablando de pluralidad, veracidad y todos los valores que creen defender (y sus seguidores también) para luego descubrirse que todo es mentira, que son partidistas, tendenciosos y, sobre todo, que carecen totalmente de autocrítica. Además, alegar en su defensa que los sindicatos apoyan su trabajo no es lo más favorable. Nadie sacará imágenes de nuestro presidente los últimos 7 años hablando de pleno empleo, negando la crisis y, cuando ya era inevitable, negando que se alcanzasen los 4 millones de parados. Hoy, varios estudios del gobierno que se han filtrado hablan de 4,8 millones de parados. Pero no, ningún periodista del corralito hablará de ello, aquí sólo hay lugar para los "cinturones sanitarios" contra Los Otros.

Seguiremos escuchando opiniones de chiste, porque los titiriteros siguen viviendo en una realidad alternativa, cobrando de los impuestos de todos los españoles y diciendo cosas tan absurdas como "En Cataluña está todo más cuidado, no está contaminado con la cosa esta rancia, que es como algo que no acaba de morir, murió Franco pero aún sigue existiendo". Lo he dicho muchas veces, yo he nacido en democracia y con una Constitución, culpar a Franco es como culpar a Carlos III del problema del tráfico en Madrid. Que sigan hablando de él sólo demuestra la falta de opinión que existe. Y lo peor es que semejantes opiniones llegan a la calle y la gente se las cree.

Seguiremos escuchando a los sindicatos criticar sin aportar,  mientras cobran auténticas millonadas por cada ERE y despido, es decir, los representantes de los trabajadores ganan más dinero cuando estos son despedidos... Y luego reciben unas cuantas subvenciones más para subirse los sueldos a ellos mismos. ¿El mundo al revés? ¿Qué pasaría si Los Otros hubieran alcanzado semejantes cifras de paro? ¿Qué habría pasado si Los Otros hubieran negociado con las grandes empresas como han hecho los cejistas? ¿Estaríamos hablando de la Revolución o estarían de mariscada como hacen ahora?

Seguiremos escuchando a aquel presidente extremeño con sus extrañas opiniones. Él, que defendía a uno de los responsables del GAL, que gobernó mano a mano con aquel expresidente que ha reconocido parte de aquel sucio asunto, ahora viene criticando a aquel que advirtió de los sucios asuntos que había en los acuerdos y las treguas.
Seguiremos defendiendo actuaciones delictivas indefendibles porque, total son cuatro perras. ¿Existe mayor desfachatez? Y sus responsables no aparecen frente a la justicia, mientras vuelven a imputar a los mismos una y otra vez hasta que descubran que un día se tomó un café y se fue sin pagar o algo parecido (y no defiendo a nadie, pero creo que no se está siendo equitativo).

Seguiremos halagando a los fiscales y jueces famosos a pesar de no hacer su trabajo, que por ser más papista que el Papa se equivocan, que pretenden ser más de lo que puede ser, que aparecen en cacerías con ministros y otros personajes demostrando su falta de equidad, que por llevar a cabo trabajos que nadie pide tienen trabajo retrasado de años, que para realizar sus planes mandan cartas con membrete del juzgado a banqueros con juicios pendientes en su sala, que cada juzgado que tocan se retrasan años, que dejan escapar asesinos confesos, que, en definitiva, no demuestran ser personas justas ni hacer las cosas bien.

Y seguirán siendo las Comunidades Autónomas líderes en paro aquellas en las que seguirán ganando los mismos pase lo que pase. Y así, se acercan las próximas elecciones y todos a votar lo de siempre. Luego lloramos porque el convenio laboral es una mierda.

2 comentarios:

joselu dijo...

por eso me parece importante dejar de votar a los mismos
#nolesvotes

Cuke dijo...

Sabes que no me convence, pero tienes razón.