9 mar. 2011

Opinión.

Tras tres semanas de intenso trabajo en turno doble, me entretengo leyendo todo lo que pasa por mi pantalla y lo más divertido es leer en medios afines al Gobierno y los blogs de personas con un carácter realmente poco constructivo. Esta semana me quedo con Escolar.net y el blog de Manolo Saco, en los que he leído un montón de textos bastante envenenados.

En su derecho están de opinar libremente, pero nunca leo un artículo en el que no arremetan contra medios informativos con otro punto de vista y contra la Iglesia. Y me resulta alarmante las críticas que hacen, porque defienden tesis eludiendo datos y critican a otros sólo por opinar diferente.

Con la que está cayendo, cada día veo que nuestros queridos dirigentes presentan un nuevo proyecto irrisorio y, como es lógico, de Guatemala podemos ir a Guatepeor y hay voces discordantes. Habrá quien esté totalmente de acuerdo con las medidas adoptadas, libres son de hacerlo, pero no entiendo el motivo para criticar a los que se oponen, volver a hablar del Sr. Aznar y de insultar a la Iglesia Católica.

Estoy totalmente de acuerdo con el Gobierno en que:
  1. Se deben tomar medidas anticrisis.
  2. Se prohiba fumar.
  3. Se reduzca la circulación de vehículos y reducir el consumo eléctrico.
  4. Se prohíban los crucifijos en los centros públicos.
  5. Se atienda a la realidad de las parejas.
  6. Se atienda a la realidad sexual de los jóvenes.
  7. Hay que negociar y conseguir el fin del terrorismo.
  8. Hay que reducir el déficit sin rebajar la asistencia.
  9. Los gobiernos autonómicos son más efectivos.
  10. Debemos ser más competitivos.
Pero el Gobierno y todos aquellos que los apoyan, como los señores y medios antes mencionados, son unos mentirosos, unos sinvergüenzas y unos inútiles. Su trabajo y sus opiniones me parecen una auténtica mierda y una vergüenza porque:
  1. La culpa de la crisis no es del Sr. Aznar y su gobierno. Estamos a la mitad de la segunda legislatura al mando del Sr. Rodríguez Zapatero y es ahora cuando empieza a acometer las medidas anticrisis que se le aconsejaron hace 6 años, cuando él mismo negaba la crisis y regalaba 400 euros.
  2. Porque prohibir fumar totalmente en los bares dos años después de obligar a los locales a gastarse el dinero realizando reformas para permitir fumar es una tomadura de pelo. Del mismo modo, prohibir fumar tabaco pero considerar la legalización del cannabis es una tomadura de pelo aún mayor.
  3. Reducir la velocidad a 110 Km/h sólo afecta a turismos particulares que circulan por autovías y autopistas y obliga a cambiar toda la señalización con su coste correspondiente. ¿No es más lógico reducir la velocidad de transportes de mercancías en estas vías? Se ahorra muchísimo más combustible y no hay que cambiar la señalización. ¿No es más lógico subir los precios del combustible en las grandes ciudades y bajar el precio de los transportes urbanos? No, bajar un 5% el precio del tren no es una rebaja del transporte urbano. Quitarse la corbata en verano, subir la factura y regalar bombillas no reduce el consumo. Renegar de la energía atómica y de los planes hidrológicos de otros para luego retomarlo encubiertamente porque no contamos con el coste energético no está bien.
  4. Si prohibimos crucifijos, prohibimos todo para todos. Prohibimos burkas y demás prendas. Nada de menús especiales sin cerdo. Si yo no puedo hacer vigilia mañana, Miércoles de Ceniza, y los siguientes viernes de Cuaresma, los moros que coman cerdo, que está muy bueno.
  5. El matrimonio es una institución creada para fomentar el bienestar social mediante la formación de familias con descendencia y sus derechos se basan en una serie de obligaciones. Aquellos que no quieran casarse, están en su perfecto derecho, pero no pueden tener los mismos derechos sin las mismas obligaciones.
  6. Dispensar píldoras hormonales sin receta es una salvajada médica. Considerar un derecho el aborto es una barbaridad ética. Determinar que una menor puede abortar libremente pero no ir a la cárcel por un delito grave es una burrada legal.
  7. Pero no se puede negociar negando los contactos, mintiendo y colaborando en la huida de criminales. Los asesinos tienen que ir a la cárcel y cumplir sus condenas.
  8. La subida de impuestos no reduce el déficit. Subir el irpf y el IVA ahoga a los empleados aumentando la economía sumergida. El déficit se reduce eliminando gilipolleces como la traducción simultánea, las subvenciones a sindicatos y órganos absurdos como las embajadas autonómicas, controlando las ayudas y subvenciones así como el gasto en medicamentos y atención médica indiscriminada. Eliminar organismos del Estado que no son estrictamente necesarios como fueron los Ministerios de Igualdad y Vivienda.
  9. La autonomía de los gobiernos regionales ha disparado el gasto en gestión y multipicado el número de funcionarios. Eliminar los Parlamentos Autonómicos y demás minigobiernos, así como en las antes mencionadas partidas presupuestarias en payasadas como las Embajadas Autonómicas y la traducción.
  10. Para ser más competitivos necesitamos un Gobierno competente. Considero obligatorio un concurso de méritos a todos los que se presenten a unas elecciones y accedan a un puesto ministerial. Un mínimo de formación y experiencia debería ser obligatorio a la hora de acceder a un puesto. Y la ineptitud de muchos de los que han formado y forman el Gobierno es clamorosa.
He llegado a 10 y todavía me queda por comentar la vergüenza de la política exterior, del abandono del Ministerio de Trabajo, de la miseria de los sindicatos, de la vergüenza de las jubilaciones y los ERE's, del desastre Judicial, de los problemas policiales, del descontento en los Ejércitos, de la inútil gestión cultural y del despilfarro.

Pero aquí nadie dice nada. Los parados viven como pueden, los universitarios trabajan gratis para ganar experiencia, los mileuristas trabajan el doble para intentar ganar algo más y los experimentados aprietan para mantener el puesto y llegar a la jubilación. Y no dicen nada ni se quejan porque ven peligrar su trabajo ante la ineficacia del Gobierno, porque ven que sólo trabajando podrán salir adelante. Hasta los inmigrantes son conscientes del desastre y comienzan a volver o buscan países mejor dirigidos.

Y a todos aquellos que tanto veneno destilan contra la Iglesia, que se lo piensen dos veces antes de escribir, puede que algún día alguno tenga aceptar la ayuda de alguna monjita visitadora de ancianos enfermos ante el abandono y las eutanásicas intenciones del Gobierno porque, aunque la Iglesia Católica no sea en ocasiones modelo de perfección, ofrece el doble de ayudas que ONG's no religiosas y Cruz Roja juntas a través de organismos como Cáritas.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El olor a mierda que me rodea me impide escribir

loft

Cuke dijo...

Y coincidiendo con mi entrada, Ussía y Antonio Burgos escribían sobre el mismo tema. Curioso.

Anónimo dijo...

Cada día me caes mejor

Besos
I.