31 mar. 2011

Luis Cobos.


Pero quiero definir un poco más el trabajo de este señor:

Es uno de los artistas españoles que más discos ha vendido. 
Sus discos más vendidos son arreglos de música clásica a golpe de bombo. Algo así como un remix dance suave de óperas.
Vender mucho no significa mayor calidad.

Ha vendido 6 discos de diamante.
Ninguno de ellos tiene canciones originales, todo son versiones de música clásica. Además, se repiten incesantemente algunas piezas.
Vender mucho no significa autoría.

Ha vendido millones de copias de sus 22 discos.
De los 22, hay varios recopilatorios de sus... recopilatorios. Vamos rizando el rizo.
Vender mucho no significa ser original.

Es compositor de piezas, como la Suite 1700, de la que se han vendido millones de copias.
Como él mismo reconoce, están basadas en obras de Vivaldi, Handel, Bach...
Autodenominarse, no implica ser eso.

Millones de copias de sus discos llegaron al mercado, un LP nuevo cada año de 1982 a 1992.
Desde entonces sólo ha sacado 5 más.
Vender mucho antes no significa tener éxito siempre.
Este señor denuncia una situación que le es totalmente ajena como directivo de un organismo gestor de derechos de autor. ¿Por qué un músico de éxito se hace directivo? Porque sus discos no se venden desde antes de aparecer Internet, porque sus discos eran una mierda entonces y porque ahora lo son más aún, porque sus discos están llenos de caspa fabricada en el Museo del Jamón, porque el público ha madurado y ya no se le engaña meneando la melena al ritmo de la Marcha Radetzky, porque Internet nos permite acceder a recopilatorios hechos a medida y a orquestas y grabaciones maravillosas.

Si los músicos y autores siguen dejando sus carreras en manos de semejantes individuos, vayan estudiando una oposición, porque va a ser su única forma de ganarse la vida.

En su favor, reconocer y valorar positivamente iTunes como "forma más neutral y digna de acceder a la música, esto es, pagándola". Es una pena que no se haya enterado aún de que existe Spotify gratis, que también genera beneficios, y que no haya leído el informe que comenté hace días.

Actualización.
No es Cobos el único representante de este grupo de músicos de 3ª reinventados en directivos de empresas defensoras de los derechos de autor. En los EE.UU. también hay cretinos que piden cosas absurdas.

2 comentarios:

joselu dijo...

añado a luis cobos a la lista de gente que no tiene que preocuparse por mis descargas.
ahora bien, que no esperen que promocione su musica, por ejemplo, pasandosela a colegas que no la conozcan o bajandoles el disco a gente que quiera (por alguna razon para mi gusto incomprensible) ir a sus conciertos:

ramoncin
rosario
a. sanz
p. dones
luis cobos

*seguramente se me olvidan algnos inutiles mas

Cuke dijo...

La lista de tontos es infinita.