18 feb. 2011

Up in the air.

Viajando soy un mochilero con estilo. Lo mismo me pongo a pintar una catedral, que hago amigos entre los mendigos de la estación de tren, que entro en una tienda y me bebo una botella de champagne del güeno. Eso sí,  que quede muy clarito, nunca usaré chándal ni pantalones cortos, así como sandalias o camisetas de tirantes. En los aeropuertos uno se encuentra en una microsociedad muy interesante. El análisis que hace el personaje interpretado Clooney de los habitantes de un aeropuerto  podría haber sido mío y haber sido publicado en estas páginas. Viajar conmigo es toda una experiencia... que se lo digan a las anginas de Patch.
He volado en varias ocasiones con RyanAir. Conozco sus normas y nunca he tenido problemas. Nadie me obliga a volar con ella y accedo a sus condiciones. No es la más cómoda ni la más agradable, pero sí es más barata. Y punto. Cuando luego vienen las reclamaciones siempre pienso lo mismo: nunca te quejaste cuando te cobraron menos. Lo siento mucho, le doy siempre la razón a la compañía y no soy el único (os vuelvo a recomendar este blog de Historias Increíbles en pleno vuelo que tanto gusta a MonCommandant).

He sufrido retrasos, he dormido, desayunado, comido y cenado en aeropuertos, he hecho amigos en los aeropuertos, he comprado cosas y me he conectado a internet en aeropuertos,  he charlado horas con personal del aeropuerto, me han perdido la maleta y me he puesto malo en un aeropuerto e, incluso, he ligado en un aertopuerto. Pero nunca he necesitado poner una reclamación, nunca me quejé cuando me cobraron menos.

No vale decir que por unos pocos gramos el equipaje se excede de peso. No vale decir que el asa sobresale un poco. La norma es clara en sus límites máximos: 10 Kg. y 55x40x20 cm. Matemática pura: 10,2 > 10, paga exceso de peso . Y si sobresale una simple cremallera, cómprate otra maleta más pequeña y que no sobresalga como hemos hecho todos. Además, la compañía no impide viajar ni se niega a dar el servicio, sólo cobra según las tarifas que se aceptaron al contratar el vuelo por exceso de equipaje y facturación del mismo (condiciones firmadas con la compra del billete). REPITO: nunca te quejaste cuando te cobraron menos.
  • En las colas de facturación he visto jóvenes choniformes abrir sus maletas y ponerse hasta cuatro capas de ropa para evitar el exceso de equipaje. ¡¡Cuatro capas!! Es decir, el exceso de equipaje era más que notable. ¿Quién viaja con más pantalones que días de estancia?
  • He visto gente sorprenderse porque su equipaje pesa el doble ¿Por qué no pesaron sus maletas antes de salir de casa? ¿Por qué no pagan el exceso como es debido y dejan de hacer el payaso?
  • He visto viejunos con sus maletas de Cuéntame quejándose por tener que facturar cuando claramente sus dimensiones exceden el límite. Seguramente son los mismos que me obligan a medir impresoras.
  • He visto desquiciadas sacando botellas (sí, en plural) de litro de colonia de la maleta.
  • He visto sacar un bonito cuchillo de un bolso de mano a una turista e intentar que el policía no se lo quitase.
  • He visto reventar maletas llenas de ropa.
  • He visto reventar maletas llenas de ropa al intentar cerrarlas después de meter algo más.
  • He visto reventar maletas en el medidor al intentar demostrar que NO exceden el tamaño máximo.
  • He visto atascar maletas en el medidor (y no poder sacarlas) al intentar demostrar que NO exceden el tamaño máximo.
  • He visto como sudaba tinta un policía al ver llegar a la familia árabe del juego de cartas.  Abuelos, barbas, chilabas, burkas y demás complementos a juego. Afortunadamente los camellos iban facturados. Me quedé un poquito para ver como les cacheaba entre todos los ropajes.
  • He visto la detención de un narcotraficante. Maravillosa la actuación del perro.
  • He visto personas aparentemente normales (aparentemente porque a nadie se le ocurre viajar con un cargamento de uranio empobrecido) a punto de morir aplastadas por su propio equipaje.
  • He visto chicas con maletas más grandes que ellas (literalmente).
  • He visto a bestias que, habiendo logrado colar maletas más grandes de lo permitido en cabina, luego casi desnucan a otro pasajero al no poder meterla en el portaequipajes y caer.
  • He visto como un subnormal vestía con botas con tachuelas, pantalones con tachuelas, chaqueta con tachuelas y, lo mejor de todo, orejas con tachuelas y un piercing/clavo de 10 cm. de longitud, que tuvo que tirar a la basura al ser cacheado.
  • He visto una señora facturando una maleta-síndromedediógenes llena de bolsas y cosas raras.
  • Y he visto gente con dos maletas pasar una como bolso colgándola en bandolera, y luego tener problemas para ponerla en el portaequipajes porque no había más sitio.
Cada una de estas personas (y son muchas) ralentizan muchísimo las colas de embarque y facturación, molestan a otros pasajeros y entorpecen con sus estúpidas quejas la tramitación de aquellas que sí son importantes. Nos molestan y por su culpa endurecen las condiciones de viaje a todos. La cosa es clara: si consideran abusivas las condiciones de la compañía, tienen una muy fácil solución: no viajar y quedarse en su puta casa. Los demás viajaremos muchísimo más cómodos.

PD. ¿Viajar en avión con niños indocumentados o con el libro de familia? Pues mire Vd.,  yo nunca lo haría.

La forma normalizada internacionalmente de identificación de personas es el pasaporte. Siendo los aviones y aeropuertos zonas casi internacionales, da igual la edad del niño, su identificación será siempre el pasaporte. En avión, viaje siempre identificado con DNI y pasaporte. Nunca viaje sin pasaporte, aunque sea a un país UE, en ocasiones el DNI no es reconocido y se exige el pasaporte. Hágame caso y ahórrese disgustos, tengo la suerte de tener un aspecto ciertamente nórdico, educado y bonachón, lo que no reduce el número de identificaciones y cacheos que sufro en los aeropuertos. Siempre que viajo me identifican con algún asesino en serie, talibán o corredor de seguros.

9 comentarios:

Patch dijo...

Lo de los lloricas con Ryanair es de traca. Y eso que no siempre es la más barata, hay que ver el precio final pensando incluso en el recargo que te clavan sí o sí por no pagar con la tarjeta de crédito que a ellos les gusta.

Viajar contigo mola. Lo recomiendo vivamente :)

Joselu dijo...

Pues no. Si las condiciones son abusivas hay que denunciar. Aunque lo hayas firmado con sangre. Da igual. Las leyes tienen mayor jerarquia que la normativa interna de cualquier compañia. Y punto pelota. Si la ley permite viajar sin DNI a los menores de 14 Ryanair no es nadie para impedirlo. Si la ley no te permite cobrar 40 € por imprimir la tarjeta de embarque, nos los puedes cobrar.

Y da igual que firmes que renuncias a determinados derechos. No puedes. Igual que no puedes firmar que renuncias a tus vacaciones cuando firmas un contrato laboral. Es irrenunciable.

Y no viajo con Ryanair porque me parece que tratan al cliente como ganado. Respeto a quien se deje tratar como tal. Yo no.
Y no viajo con Ryanair porque me parece que se intentan reir en mi cara cuando me dicen que Valladolid es Madrid Norte.
Y no viajo con Ryanair porque escatiman gastos en seguridad.

Me da igual que sean los mas baratos (que no siempre lo son, y cuando no lo son, el resto de las compañias te deja volar en condiciones normales). Como si dejasen volar gratis. O pagandome. No iria con ellos ni a comprar el pan.
Mi comodidad, satisfaccion como cliente y seguridad como viajero, tambien tienen un valor. Y esta muy por encima del ahorro monetario de sus billetes

Felix The Cat. dijo...

Hiiiiii, que divertido es leerte Cuke. Y si, los blogs de Patch y Diario de una azafata juntos con el tuyo son lo mejor de lo mejor!

Abrazos para tod@s!

Cuke dijo...

Gracias Pipin, viajaremos de nuevo en busca de nuevas aventuras y personajes secundarios.

Joselu, te doy la razón, pero con este post no defiendo a RyanAir, que me parecen unos cutres. Aquí, la cuestión es el borreguismo de un público que no debería salir de su casa y consigue salir de nuestras fronteras sin un mínimo de educación. Personas que reclaman sus derechos cuando no cumplen con sus obligaciones. Que amenazan cuando reclaman y amenazan cuando son culpables.

Además, si la ley permite viajar sin identificación, la ley no debe castigar a la compañía si luego hay algún problema de seguridad. Si la ley no permite cobrar por determinados servicios, la ley debería indemnizar a las compañías por las perdidas generadas por esa misma legislación. Y así, una infinidad de extrañas situaciones que se dan en un aeropuerto.

Y por supuesto, siempre es agradable saber que una nota genera diálogo e interés. THANKS!!

Mon commandant, siempre es un placer alegrarle el día. Allá donde viaje, le recordaremos.

Cuke dijo...

Y se me olvidaba recomendar el post de las maletas homologadas de Lucyintheskies...
http://diarioazafata.com/2010/08/26/el-pasajero-cabezon/

tenor dijo...

pues por una vez defiendo la queja, no te ha pasado que no te den una cuna para tu sobrina, porque el azafato es inútil y no sabe leer el post, que te ofrezcan ir a hamburgo pues el aeropuerto de bruselas se ha cerrado cuando los billetes de tren se han acabado, que te miren en todos los aeropuertos porque tienes pinta de talibán cuando el de al lado pasa casi cortandose las uñas, los guardias de seguridad que se creen superiores por unos momentos... ....
no me meto con ryanair, me meto con los empleavagos de algunos aeropuertos y en todas las compañias.
Por todo ello y porque siempre se cuelga la página para imprimir el billete, al simple viajero, sólo nos queda hablar y quejarnos
(que conste que al final no he puesto nunca una reclamación, al final se ha resuelto o pasaba de esperar una cola de 1km de larga)

p.d (no todos los vuelos fueron malos, pero lo malo es que se recuerdan, ryanar, se que es barata, pero iberia es igual y te cobran el triple, bueno no, es un poco menos tombola que ryanair...

tenor dijo...

corrijo primero línea, no defiendo tu blog, aun asi libertad de expresión y no es ryanar es gente inutil viajera y trabajando.....

lo siento tuve un mal día.....

Cuke dijo...

Tenor, te doy la razón con la panda de vagos y maleantes que trabajan en los aeropuertos. Cafeterías que no te dan de desayunar, maleteros que maltratan tus maletas, empleados de ventanilla que parecen Maguila Gorila en el escaparate del Sr. Pebbles... Desesperantes y angustiosas las situaciones que se viven atrapado en un aeropuerto. Todos hemos visto a Tom Hanks en La Terminal y nos hemos sentido identificados de una manera u otra. Tal vez en el aeropuerto somos más vulnerables y se deberían poner medidas para evitar abusos, pero, ¿cuántas veces rechazamos los seguros de cancelación, hospedaje, atención sanitaria, etc? Inútiles y anormales hay en todas partes y no hay tanto "revuelo". Tintorerías que te estropean la ropa, albañiles que tardan meses en arreglar un agujero, arquitectos que no saben calcular la sección necesaria para una canalización de agua... Tantos y tantos casos, que no creo que los aeropuertos sean lugar especial.

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con Joselu. En un vuelo doméstico Mad-Bcn ¿por qué no me sirve el DNI como doc. identificativo? Sirve para la guardia civil y para el memo-azafato no?

KSS
I