10 feb. 2011

Stranger than fiction.

Como siempre digo en este blog: la realidad siempre supera a la ficción. Y para demostrarlo tengo que remontarme a tiempo atrás, pero merece la pena ver la evolución.

Yo era un joven estudiante cuando Gomaespuma informaba del número premiado en el sorteo de la ONCE. El chiste estaba en que el número lo decía el único perro ciego con amo guía.

En aquellos tiempos era joven, pasaba el tiempo desfaciendo entuertos y, como Clark Kent en sus años de instituto, aprendí a ser un gran superhéroe. Fue la época de mi pertenencia a todo tipo de grupos de ayuda social. Pobres, hambrientos, viejunas y tulliditos estaban seguros a mi lado.

De aquella época, además de un grato recuerdo y un montón de aventuras, obtuve mi superpoder de evitar el intercambio de fluidos, traducir mensajes ininteligibles y la Lengua de Signos (para los de la LOGSE: lenguaje gestual que usan los sordos para comunicarse).

Gracias a este último superpoder, los sorditos vienen en mi busca cuando tienen algún problema y suceden cosas como las que siguen:

Simpático sordito con un teléfono móvil de última generación:
- Hola Cukecito, tengo un problema con el móvil.
Cukecito trabajando:
- Hola Sscutmdug, pues acércate al servicio técnico de NoTía que te atenderán fenomenal.
Sscutmdug:
 - De allí vengo, pero me han dado un número de teléfono para que llame...
Ct:
- ¿Perdón? -pregunto pensando que en la traducción se ha perdido el chiste-.
Sscutmdug:
- Sí, que me han dado este número de teléfono para que llame -me contesta asombrado-.
Como no es la primera vez que me pasa, me acerco al técnico de NoTía.

Ct:
- Hola, Técnicoquepiensaquenocobralosuficienteporsutrabajo,quehacebastantemal,ynosirveniparadarporculo.
T:
- Hola -contesta desganadamente al verme llegar con Sscutmdug-. Ya le he dicho al señor... -comienza a excusarse-.
Ct:
- Al señor le habrás dicho lo que quieras -le corto la excusatio non petita-, pero es sordo y no le puedes dar un número de teléfono para que llame.
T:
- Es que lo que quiere cuesta dinero -me explica a modo de excusa-.
Ct:
- ¿Y se lo has dicho? -pregunto asombrado por la excusa-.
T:
- No.
Ct:
- Sscutmdug, que lo que quieres cuesta dinero -le traduzco-.
Sscutmdug:
- Aquí tienes mi tarjeta -y me ofrece su tarjeta para pagar el servicio que necesita-.
Este mismo técnico me dijo que mi móvil había muerto, lo apagué, lo encendí y delante de él, resucitó. ¿Por qué semejante cenutrio pretende ganar más dinero?

En otra ocasión, vino una pareja muy peculiar. Él era sordo y ella sordociega.
Simpático Señor Sordo:
- Hola, me he comprado una tele y el instalador le ha dado una explicación a ella, que es sordociega, y este paquete con estos papeles. Lógicamente no sabemos lo que es.
Cukecito asombrado de las luces que tenía el instalador:
- Pues mire -explico después de leer un papel en inglés-, esto son las piezas que sobran de haber colgado la tele de la pared. Pueden tirarlo todo con mucho cuidado porque no las van a usar nunca más.
SSS:
- Ah, pues muchas gracias, el señor podría haberlo tirado por nosotros y nos habría ahorrado un buen paseo.
Cadllqtei:
- Pues sí.

Aquella pareja me juró fidelidad eterna y, de vez en cuando, necesitan de mi ayuda. Loft fue testigo de una de estas misiones especiales y me ha recordado que:

MI PERRO ES EL ÚNICO PERRO SORDO CON AMO INTÉRPRETE DE LENGUA DE SIGNOS

Sí, queridos seguidores, mi perro se ha quedado sordo y hay que indicarle con un montón de gestos que tiene comida en el comedero, que nos vamos de paseo y esas cosas que los perros entienden simplemente cuando silbas.

8 comentarios:

Ada sin H dijo...

Eres una joya, Cukecito. :) Mantén tus superpoderes que esos son de los que valen.

Cuke dijo...

Y mi perro vivirá muchos años.

Anónimo dijo...

Sábado tarde. 20.30 hora zulú. LOFT se presenta por sorpresa en la tienda de Cukecito y se lo encuentra obrando el milagro de Ana Sullivan con una mujer viejita, pequeñita, y ciega. Parece ser sordomuda y lleva una impresora bajo el brazo. A su lado un sordo que habla en lenguaje de signos con un Cukecito que una y otra vez repite el mismo gesto: se soba la barriga con la mano izquierda mientras saca dos dedos con la derecha. A la sordomuda parece que Cukecito se inclina y le besa la mano cada dos por tres.


En fin, que para una vez que va a verle se lo encuentra haciendo de Blog de Cukecito. Curiosamente, en la zona de Cukecito no se halla ningún otro dependiente, desaparecen como conejos ante la presencia de un cliente complicado. Esta circunstancia permite a LOFT permanecer escondido detrás de una columna mientras se parte de la risa. Loft se abstiene de hacer fotos con el móvil por si el sordo se da cuenta por culpa del flash y se ofende.
Al poco Loft y Cukecito se van a beber algo, donde un compañero hace una consulta Legal a Loft. Desfacedor de encuentros laborales donde los halla


Loft

Cuke dijo...

Para que luego digan que me lo invento...
Ver para creer.

Ada sin H dijo...

Realmente no tiene nada que ver con lo que has escrito. Pero te lo quería pasar (por hacer más sangre de la que estamos haciendo Jose y yo en el salón de casa) y me pega muchísimo con el título de tu post.

Stranger than fiction:

http://www.hachisvertas.net/blog/yonini/segun-la-junta-en-castilla-y-leon-hay-ballenas/

Cuke dijo...

Esto se merece un reposteo. THANKS!!

Tenor dijo...

jajajaj, ya no me acordaba de la habilidad para evitar el intercambio de fluidos..... cuando ibamos al sun.. jajaja

Cuke dijo...

Hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana... el sun... Anda que no ha pasado tiempo.