23 dic. 2010

Con descargas.

El proyecto de ley que debate sobre la legalidad de las web y la posibilidad de perseguirlas legalmente ha sido cancelado. Defiendo a la Sra. Sinde en su intento de legislar sobre el tema, aunque no comparto su defensa de los autores y las diferentes herramientas con las que pretenden erradicar la piratería. Un tema complicado de abordar pero del que tengo una opinión y voy a utilizarla, que estoy muy loco.

Como es usual en este paraje, para simplificar, utilizaré unas listas de ideas.
 
a. Un disco en el que han intervenido 50 músicos cuesta 6'95 €.
b. Un disco de una banda de 4 "mataos" cuesta 24 euros.
c. Un libro escrito por varios autores cuesta lo mismo que uno escrito por uno solo.
a+b+c. El número de PROFESIONALES que intervienen no afecta al precio.

d. Las obras completas de Mozart (140 cd's) cuestan 79 €.
e. Las obras completas de Conan Doyle cuestan 9,95 €.
f. Un single de Beyoncé con 4 canciones y un video (2 discos) cuesta 24 euros.
g. Una novela de Dan Brown cuesta 30 €.
d+e+f+g. El coste de material no afecta al precio.

i. Grupos como Smashing Pumpkins regalan sus discos por Internet.
j. Ana Rosa Quintana aparecía como autora de un libro que no había escrito.
k. Muchos escritores publican a diario de forma gratuíta.
h+i+j+k. El precio que pagamos no paga a los autores.

Aceptando como ciertas estas afirmaciones, considero que la compra de discos, libros, etc. no afecta directamente a los autores y sí a la industria discográfica y editorial, del mismo modo, considero que la descarga de contenidos de la red no afecta a los autores y sí a su indistria.

Por eso, me planteo las siguientes cuestiones:

Editoriales y discográficas, a pesar de ser empresas privadas con un gran capital, se benefician de ventajas fiscales como promotoras culturales y sus productos se benefician al ser comercializados con impuestos muy reducidos. ¿Por qué ese impuesto muy reducido no es aplicado a libros electrónicos, mp3 o conexiones de banda ancha? ¿Por qué, en cambio, son gravados con impuestos especiales como el canon digital?

Si editoriales y discográficas se consideran PROMOTORAS de la Cultura, ¿por qué se descatalogan libros y discos? ¿Por qué aparecen cada Navidad nuevas recopilaciones de ciertos artistas y es imposible encontrar sus primeros discos?

De estas cuestiones respondo que:

El gobierno debe legislar en pro de los intereses comunes sin dañar, o intentando minimizar, los daños o pérdidas que pudieran originarse por el interés común a los particulares. Igualmente, no se puede legislar defendiendo los intereses de los particulares acortando los derechos de TODOS o castigando con impuestos la disminución de los beneficios que tengan empresas privadas por su falta de visión comercial.

La tecnología siempre supone cambios y, así como la imprenta supuso la desaparición de los copistas y la aparición del periódico, Internet supondrá la desaparición de otros oficios y la creación de otros puestos.

Los grupos editoriales y distribuidores han ejercido durante años un poder absoluto sobre la distribución de contenidos culturales. Ellos decidían qué libros se publicaban y qué música iba a ser escuchada. Así es como nos encontramos en las tiendas mierdas como las que comenté hace un par de semanas y, sin embargo, es casi imposible encontrar un disco de Mandalas. O ver cientos de unidades del quinto recopilatorio (con las mismas canciones de los anteriores cambiadas de orden) de The Who pero no poder comprar su primer disco. Para los más cañís, podéis hacer lo mismo con discos de Raphael o Mecano.

El negocio de la música no puede continuar pagando por nada, como criticaba Knopfler en "Money for nothing", que si Rosario Flores quiere cobrar, tiene que ponerse a cantar en vez de sacar otro recopilatorio con canciones de su hermano. Que para ganar millones hay que hacer algo más que volver a juntarse un día a tomar café, sacar otro disco de Mecano con una canción nueva y una gira por Soria. Que Mariah Carey tiene que olvidarse de tener un séquito de 100 personas y 5 camiones privados en cada concierto y, si quiere ganar dinero, recordar que cantantes como Sinatra, Streisand, Elvis, Elton John o Celine Dion hicieron sus fortunas cantando a diario en espectáculos (que llenaban) durante un par de años en Las Vegas.

La distribución a través de la red hace innecesaria la intervención de las todopoderosas distribuidoras que ven peligrar su negocio de venta de discos, ya que iTunes y Amazon venden más que todos ellos juntos, al tiempo que las gallinas de los huevos de oro de cientos de artistas han comenzado a regalar sus discos en sus propias páginas web. Pongamos como ejemplo el último disco de Smashing Pumpkins o el conciertazo que regala Coldplay en su web.

Por eso, concluyo que autores y escritores tienen que ver en Internet la posibilidad de darse a conocer, de distribuir sus obras y consider el hecho de que el "pirateo" de sus obras es bueno para ellos porque, cuanto más les sigan, más importante es su trabajo y más les pagarán por sus artículos, entrevistas, publicidad, conciertos, apariciones públicas, merchandising, así como por sus conferencias y apariciones en televisión, etc. 

Esto es posible y ahí tenemos los ejemplos antes mencionados de grupos de música, o grupos como Los PeterSellers o El Reno Renardo que no venden sus discos, o escritores como Pérez Reverte o Juan Manuel de Prada cuyas páginas web y tuiters son seguidos por miles de personas con algún que otro beneficio económico para ellos.

Por una legislación para un futuro con descargas.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuánta razón tienes!!! a ver si se dan cuenta de una vez de que todavía hay gente q piensa por sí misma y empiezan a hacer las cosas como toca!!!

Cuke dijo...

Interesante tercera de ABC firmada por Álex de la Iglesia:
http://www.abc.es/20101223/opinion-la-tercera/barco-piratas-20101223.html
La pena es que, como siempre, no termina de dar un esbozo de solución.

joselu dijo...

plas! plas! plas!

Cuke dijo...

Gracias Joselu!!!!

Pascual Vila dijo...

Querido Cuke.
Leo con entusiasmo tu post y observo que olvidas al primero de los "mataos". Sé que no es tu interés ofender a nadie en concreto pero digamos las cosas como son; olvidas a D. José Ramón Julio Martínez Márquez que desde el año 1988 (Miedo a soñar) no saca un álbum que no sea recopilatorio, directo o versiones de otros autores y, que se permite en su último trabajo (The Cover Band 2009) hacer una versión de Micky y los Tonys) del tema No se puede ser vago, ¿cómo se te queda en cuerpo?.

¡Aplíquese el cuanto D. Ramón!

Anónimo dijo...

Bravo, Bravisimo.
Una disertación acertada y educada.
El Ubeda....rasca que te rasca

Cuke dijo...

Paíto: ya hablé de don José Ramón en otras ocasiones, la última sobre su último directo y sus "versiones".

Úbeda: me encanta verte por estos lugares y, sobre todo, que te haya gustado.