18 oct. 2010

Historias Increíbles de verano.

Con la falta de actualización, he dejado algunas Historias Increíbles en modo borrador y ha llegado el momento de retocarlas y publicarlas.

Todos los años, llegado el verano, los servicios sanitarios españoles aconsejan a enfermos y ancianos que paseen por los refrigerados centros comerciales en los horarios más achicharrantes para evitar golpes de calor.

La crisis también ayuda a que todos aquellos sin dinero para ir a la piscina, al cine o para pasárselo bien en la calle, paseen por los centros comerciales.

Lógicamente, dichos transeúntes no tienen nada más interesante que hacer que molestar a los sufridos trabajadores de dichos centros. Conocedores de los usos y costumbres de esta fauna, rápidamente despejamos al personal, pero siempre hay algun recalcitrante.

Juro solemnemente que todas las preguntas aquí redactadas me han sido dirigidas durante mi jornada laboral estival.

Hombre con aspecto indeterminadamente raro:
- ¿Cuánto mide el iPad?
Cukecito ocupado:
- 25x19x1 -contesto rápidamente-.
Hcair:
- ¿Y de ancho?
Co:
- 25x19x1 -contesté automáticamente evitando toda conversación y manteniendo la mirada con cierto asombro-.

Señora muy señoreada intentando parecer más de lo que es:
- Oiga, esto es un robo, me he gastado más de 50 euros en cartuchos de tinta -dice muy altiva y digna-.
Cukecito en modo "ya sé lo que va a pasar":
- ¿Cuántas páginas ha impreso? ¿Muchas? A lo mejor es que su hija está imprimiendo mucho... -pregunto sabiendo que su hija ha impreso la biblioteca nacional entera-.
Smsipmdlqe:
- Pues muy poco...
Cem"yslqvap":
- Pero... ¿dos, tres o cuatro paquetes de folios?
Smsipmdlqe:
-  Pues sólo dos paquetes de folios -dice indignada sin darse cuenta de la trampa-.
Cem"yslqvap":
- Pues tiene mucha suerte, porque estos cartuchos sólo imprimen medio paquete...

Viejuno sin otra cosa que hacer que venir a molestar:
- Hola, ¿tienen USB 4.0?
Cukecito con pocas ganas de tonterías:
- Será 3.0.
Vsocqhqvam:
- No, no, no... Ya me había dicho mi amigo que me intentarían vender el antiguo...
Ccpgdt:
- Pues sí, sólo vendo los antiguos.
Vsocqhqvam:
- ¿Cómo? -pregunta dándose cuenta de que algo no va como él quería y no le voy a hacer caso-.
Ccpgdt:
- Sólo tengo 2.0. y 1.1. Así que no puedo ayudarle. Buenas tardes -y doy media vuelta-.

Jubilado, seguramente amigo del anterior viejuno, buscando entretenimiento:
- Hola, me compré el ordenador aquí hace dos siglos y bla, bla, bla, me compré un ratón y bla, bla, bla y luego este otro en Valencia y bla, bla, bla y quiero devolver este ratón que no funciona y bla, bla, bla...
Cukecito con pocas ganas de tonterías:
- Deme el tícket de compra y la mercancía -contesto sin prestarle atención mientras sigo haciendo otra cosa-.
J,sadav,be:
- Es que le he puesto un usb 3.0 y bla, bla, bla -continúa hablando mientras entrega papeles y embajajes- Bla, bla, bla.
Ccpgdt:
- Aquí tiene -digo mientras le devuelvo su dinero- pero si el ordenador lo compró aquí, es imposible que tenga USB 3.0. Hasta luego.

Y no sólo de viejunos provienen las preguntas, también hay jóvenes que, teniendo demasiado tiempo libre dedican su tiempo a la investigación...

Hijo del altiplano intentando disimular su intención de piratear la señal del enrutador del vecino:
- Hola, ¿me puede indicar el precio de esto? -dice en voz muy baja mostrando una antena para routers-.
Cukecito en modo laboral de bajo consumo:
- Eso no es lo que usted quiere.
Hdaidplsdedv:
-¿Cómo? -pregunta extrañado ante la respuesta-.
Cemldbc:
- Esa antena sólo sirve para enrutadores especiales.
Hdaidplsdedv:
- Pero tengo un ordenador con unas antenas que puedo cambiar... - comenta intentando disimular sus intenciones-.
Cemldbc:
- Ya, pero esas antenas son para el router. ¿Puede Vd. cambiar la antena al router?
Hdaidplsdedv:
- Es que la señal me llega muy baja y quiero algo para el ordenador...  He leído que hay unas antenas que reciben señal desde 2 Km. -insiste eludiendo mis comentarios-.
Cemldbc:
- ¿2Km.? Eso puede que lo tenga la NASA pero las tiendas de usuarios caseros no. Mire, esto no sirve para coger la señal del vecino, Vd. necesita esto -digo mientras le muestro un receptor para portátil de mayor alcance-.

El cliente gira y comienza a leer las indicaciones del fabricante (escritas en inglés) para evitar mi mirada, mientras ve el elevadísimo precio del aparato. Casi se puede leer su pensamiento al verle mirar el paquete comparándolo con la antena que al principio portaba.

Y así he pasado el verano, huyendo de pesados con preguntas increíbles para pasar el tiempo.

No hay comentarios: