19 ene. 2010

El Tiempo.

Mi familia y otros animales pensarán en el famoso programa televisivo presentado por Maldonado (pensar que mis sobrinos no sabrán quién era ese señor me genera desasosiego viejunil). La mayor bronca que me he llevado por parte de mi progenitor A, fue por interrumpir el monólogo del célebre meteorólogo. La de horas de mi vida que habré perdido viendo a un señor decir tonterías sobre un plano con solecitos, que nunca acierta y cuya información debe ser verificada cada dos horas mirando al cielo. Me pone negro cada vez que en casa todo el mundo se calla para escuchar semejante estupidez. Además, ¿dónde coño está el calentamiento global ese?

Traumas aparte, el título no hace referencia al tiempo meteorológico, pero aprovecho para hacer un llamamiento al mundo periodístico por la mejora del nivel léxico de los profesionales que conforman el gremio de los informativos. A ver si en las Facultades de Periodismo enseñan algo más que a fumar porros, porque es vergonzoso escuchar a los periodistas hablar sobre "inclemencias climatológicas" cuando quieren decir meteorológicas, porque si en Sevilla está nevando, no es climatológicamente relevante (o al del anuncio se le va a caer el pelo).


Y trabajando se me pasan las horas. Durante esta campaña navideña, mi nuevo horario laboral ha sido catalogado como HAPPY (horario ampliado premium plus, yuju!!), de 13 horas con dos de descanso. Sólo los elegidos disfrutamos de un horario tan interesante. Durante este tiempo he acumulado un largo número de artículos para colgar y, a medida que los limpie, fije y de esplendor, los iré publicando antes de mi partida a NY.

Como ya he comentado, el tiempo no es igual en todas partes. Existen vórtices espaciotemporales en los que el tiempo transcurre especialmente lento. Existen dos lugares especialmente propensos a generar vórtices atestados de viejunos malignos: las salas de espera de los médicos y las oficinas de gestión pública.

Cukecito madrugador haciendo cola para que le den un papel que certifique que cuatro días antes estaba enfermo por primera vez en 7 años antes de ir a trabajar:
- Hola, buenos días. He reservado cita por internet.
Señorita cansada y acaba de entrar al trabajo:
- Muy bien, siéntese ahí que ahora le llaman por su apellido.
Cmhcpqldupqcqcdaeeppve7aadiat:
-Bien, gracias.
Pasan las horas y ves como cientos de viejunos pasan delante de ti. Viejunos que no tienen nada que hacer en todo el puto día llenan la sala de espera mientras veo pasar la primera hora. Levanto la mirada y encuentro la de otra persona de mediana edad, vestido de traje al igual que yo, resignado. Parece que no es la primera vez que se encuentra en este vórtice. ¿Acaso habrá envejecido esperando como yo?

Pasa la primera hora y media. Los cientos de viejunos han generado cientos de historias increíbles y siguen llegando más y más, y piden más citas, y piden más medicinas, y te quitan el sitio para sentarse ellos. ¿Por qué me tengo que levantar yo, que llevo casi dos horas esperando para que te sientes tú que no tienes nada que hacer? ¿No se puede restringir la salida de casa de los viejunos entre las 12 y las 14 horas? ¿No se puede hacer un horario especial para viejunos?

De repente una viejuna me reconoce entre el gentío. Es fácil, soy el único vestido de traje y menor de 70 años pues el otro trajeado ha muerto esperando.

Viejuna que no tiene otra cosa que hacer que ir al centro médico para pasar el tiempo y charlar con los presentes:
-Hola bonito. ¿Qué haces aquí?
Cmhcpqldupqcqcdaeeppve7aadiat:
-Nada, esperar a que me den un papel diciendo que ya puedo trabajar. ¿Y Vd.?
Vqntocqhqiamppetycclp:

-Nada
Cmhcpqldupqcqcdaeeppve7aadiat:
-¿Perdón?- pregunto sin creer la respuesta.
Vqntocqhqiamppetycclp:
-Nada, vengo a por las recetas sin hora, así que me espero aquí hasta que me cuelo entre enfermo y enfermo. Como no me importa esperar...


Bastante cabreado por la declaración, me libro de la viejuna y consigo entrar en la consulta tiempo después.

Doctora atenta y motivada aunque cansada de tonterías:
-Buenos días, ¿qué desea?
Cmhcpqldupqcqcdaeeppve7aadiat:
-Venía a por un parte de baja y de alta ya que tuve una intoxicación alimentaria en el comedor del trabajo. Aquí tiene el pase de salida del trabajo. -digo mientras muestro el documento.
Daymacdt:
-¿No tiene parte de urgencias? ¿Visitó...?
Cmhcpqldupqcqcdaeeppve7aadiat:
-Mire, -dije cortando sus preguntas al ver su intención- para una "cagalera" no voy a urgencias. Me bebo un par de litros de Aquarius y me meto en la cama. Desgraciadamente me piden un justificante médico oficial en el trabajo, aunque saben cuándo y dónde me puse malo. Como comprenderá, me cuesta más esperar 2 horas y media de espera cuando sólo he faltado un día al trabajo. Si no me lo quiere dar, pues me voy.
Daymacdt:
-Ah.-exclama sorprendida-¿Sólo un día?
Cmhcpqldupqcqcdaeeppve7aadiat:
-Pues sí, un día. Y no me presenté porque me resulta muy incómodo usar el baño del trabajo.-contesté mientras me disponía a despedirme sin cumplir el objetivo.
Daymacdt:
-Aquí tiene.-dice mientras me entrega el documento solicitado.

Todo esto menos de 5 minutos y dos horas y media de espera...


Cukecito con una solicitud bastante complicada:
-Hola vengo a solicitar un impreso F1.
Celadora de la puerta (ni siquiera es gestora pública):
-Documentación, por favor.
Ccusbc:
-Aquí tiene.
Cslp(nsegp):
-Uy, este documento está mal impreso. -dice mientras o tacha con un rotulador- Tendrá que imprimirlo de nuevo.
Ccusbc:
-Hombre, tan mal no estaba, sólo en modo borrador. Ahora con el rotulador está mucho mejor... se podría haber intentado.
Cslp(nsegp):
-No, no, que luego el código de barras no se lee y ralentiza el trámite...

Sin ganas de discutir, me pongo a buscar un lugar para imprimir de nuevo el documento mientras hago la siguiente nota mental: NO IMPRIMIR EN MODO BORRADOR DOCUMENTOS OFICIALES.
Desesperado sin encontrar un lugar donde imprimir, vuelvo a casa, imprimo y retorno a la oficina dos horas después de la llegada.

Cslp(nsegp):
-Ahora está muy bien, pase y espere.

Y durante la espera vi como mi tiempo se perdía para que atendieran tonterías como las que siguen...

Médico argentino tocapelotas:
-Mire, es que creí que al trabajar con españoles, obtenía la nacionalidad...

Por Dios, que nunca me tenga que curar semejante mastuerzo.

Señorita embarazada de buen ver:
-¡¡Si mi marido es ingeniero!! ¡¡Claro que tengo ingresos!!
¿Y el justificante? Está claro que tú no eres ingeniera...

Acompañante de una anciana decrépita:
-Ahora lo entiendo. Espere, que ahora tengo que explicárselo a ella que no oye bien.
Las escenas siguientes de chillidos y la explicación son indescriptibles.

Finalmente llega mi turno. Entrego toda la documentación requerida y me devuelven más de la mitad de los documentos.
Cukecito extrañado y cansado tras 4 horas de trámites:
-Perdón, ¿no necesita estos documentos que me pidieron?
Funcionario simpático:
-No, se ve que la información que has puesto en la solicitud es veraz.
Ceyct4hdt:
-Es que no la ha mirado, ¿de verdad no la necesita? ¿Por qué me la han pedido?
Fs:
-Es la tramitación normal, pero no hace falta.

El tiempo pasa y todos los años empieza con la Marcha Radetzky pero este año tiene algo especial y tengo una corazonada. I gotta a feeling.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

enhorabuena por tu reentre al blog, esta bien salvo que cierta celadora, se ponga a leer tu blog.
;)

tenor dijo...

era yo tenor pero es tarde y me equivoque de botoncito...

Cuke dijo...

Jajajaja, don't worry...
Buah, si al final no me danel visado me voy a disfrazar de King África y voy a cantar ¡¡¡BOOOOOOMBA!!!