22 jun. 2009

Cine español.

Los siento por Álex de la Iglesia, en su puesto de presidente de la Academia Española de Cine, leyendo algunas de sus opiniones, veo que es consciente de que hay que adaptarse e intentará cambiar muchas cosas, pero existen demasiados parásitos que siguen viviendo de un modelo caduco.

Sigo opinando que el trabajo de los Cruces y Bardenes, aunque les den mil premios, es peor que el de Amy Klamstein, y no hace falta demostrar que el trabajo de los guionistas parece que empieza en 1936 y acaba en 1939. El trabajo de producción, con una gestión horrorosa y un despilfarro sin medida, me parece hilarante y los casting son de risa, porque ver a Dani Martín actuar es de chiste.

No hay comentarios: