7 abr. 2009

Viejunos Revenge.

He recibido algunas críticas a mis comentarios sobre viejunos y tullidos.
Simplemente diré dos cosas:
1. Buscad, comparad e intentad encontrar alguien que haga mejor mi trabajo, especialmente con clientes problemáticos.
2. Por mi experiencia, todos aquellos que usan un vocabulario políticamente correcto para hablar de viejunos y tullidos no se han acercado nunca ni a personas mayores ni a personas con algún tipo de minusvalía. En cambio, todas aquellas que lo hacen o lo han hecho, dicen cosas aún peores que yo :-D

Y paso a relatar mi tarde de viejunos.

Viejuno agradable y aburrido:
- Hola, ¿me puede decir las dimensiones de esta impresora?
Cukecito alegre:
- Hola pequeño viejuno. 21x37x15 -contesto ágilmente-.
Vaya:
- Quiero que diga las medidas exactas.
Ca se empieza a enfadar:
- 21x37x15 son las medidas exactas.
Vaya:
- Es que quiero verle medirlo.
Ca, definitivamente molesto:
- Si cada cosa que diga la va a contradecir le dejo con otro compañero -contesto mientras mido con el metro-. 21x37x15.
Vaya:
- Pues es verdad.
Ca,dm:
- Suele ocurrir, disculpe que me retire -y hago mutis por el foro cabreado como una mona dejando al viejuno con cara de asombro-.

Viejuno bien vestido:
- Hola, quería "Paula y los finguerianos".
Compañero de Cukecito que no tiene ni idea:
- Mi compañero -dice señalándome para quitarse el marrón- le ayudará.
Cukecito ágil y muy bien informado:
- Ya no se llama así, lo han renovado.
Vbv:
- Pero yo quería "Paula y los finguerianos".
Caymbi:
- Pues esa es la versión antigua y está descatalogada.
Vbv:
- Pero yo quería "Paula y los finguerianos".

15 minutos para demostrar que tengo razón enseñando la página web del fabricante donde explican que han renovado el producto.

¿Tan difícil es entender que el producto de ayer no se venda hoy? En la frutería pasa lo mismo y nadie se queja... Quiero peras como las de ayer. No, hoy hay peras de hoy. Pero las quiero como las de ayer. Pues no, las tengo de hoy. Y así un bucle infinito.

Viejuna llorona:
- Me compre este ordenador, no sé usarlo y funciona mal.
Cukecito apesadumbrado:
- No pierda la fe, mujer, siga intentándolo.
Vl:
- Mi vida es muy triste.
Ca:
- A ver, que le resuelvo el problema gratis.
Vl:
- Pues haga esto.
(Vaya, parece que la vida ya no es tan triste).
Ca:
- No señora, haré lo que yo quiera y en el orden que yo quiera.
Vl:
- Vaya, qué seguro está Vd. de sus palabras.
Ca:
- Pues sí señora... estoy muy seguro, no tenga duda.
Vl:
- Disculpe que vuelva a preguntar lo mismo. ¿Por qué no me arregla el sonido que es lo primero que le he dicho?
Ca:
- Porque como ya le he dicho, sigo un orden para no olvidar hacer ninguna comprobación pero si tanto insiste... -y moviendo un solo dedo he pulsado un botón y he activado el sonido dejándola en ridículo-.
Vl:
- ¿Seguro que no me va a dar más problemas? -comenta molesta ante mi actitud prepotente-.
Ca:
- Si duda de mi trabajo, apago y no toco el ordenador -he contestado con un tono bastante serio apartándome-.
Vl:
- Ah, discúlpeme...

Y la viejuna sólo ha abierto la boca para agradecerme la atención.

Bufff, últimamente no aguanto ni una tontería...

3 comentarios:

Patch dijo...

Te estás volviendo un cascarrabias, Cukecito!

Cuke dijo...

Sí, lo reconozco, el Sr. Scrooge me está transformando... La Navidad que viene se me aparecerán todos los fantasmas de viejunos a los que he despedido con la música de los gatos.

tenor dijo...

nose si un cascarrabias, pero los que no le tocan se los pasan. En serio, poner un centro informatico al mayor, o que algun dependiente sea mayor de 55 años y experto en informatica para atenderles y que comenten sus problemas de vejiga....