3 ene. 2009

Como íbamos diciendo...

A ver si alguien me sigue el ritmo...

Empiezo por preguntarme de dónde coño han sacado algunos su cerebro o al menos las ideas que lo pueblan.

De este modo me he acordado de una divertida comedia de Steve Martin llamada "El hombre de dos cerebros" (si alguno ya está pensando en hacer el chiste fácil que se lo ahorre).

Este mismo actor protagonizó otra comedia mal titulada como Dulce hogar, a veces.

Hoy he vuelto a las urgencias del hospital con mi madre con un choque anafiláctico que le ha dejado el cuerpo como al Vengador Tóxico.

Dicha situación me ha hecho replantearme la afirmación hecha en el anterior post sobre la capacidad de mejora del año que hemos estrenado.

Afirma la primera Ley de Murphy que si algo puede ir mal, irá mal y en una de sus hipótesis, asevera que si algo tiene la posibilidad de estropearse, lo hará.

Personalmente prefiero reformular las Leyes de Murphy con la regocijante cita de Marty Feldman que encabeza esta página.

Al menos, me quedo como estaba:
Podría ser peor, podría llover.

Para que luego digan que no soy positivo.

No hay comentarios: