15 dic. 2008

Un domingo precioso... o I'm working on sunday (la banda sonora de un domingo).

Pensad que paso 12 horas expuesto a un hilo musical con Villancicos de Manolo Escobar, Raphael, los Pitufos Maquineros, Mariah Carey, José Carreras, el Padre Abraham, los niños cantores de Hispalis, Christmas Rock, OT I, II, III, Disney, y demás. Grandes cantantes, pero con la décima versión del Tamborilero comienzas a sentirte atraido por el lado oscuro.

Domingo, 8:00 a.m. "Buenos días excursionistas".
Te entran ganas de darte la vuelta y quedarte sonriendo mirando el frío que hace en la calle, calentito bajo tu edredón. Estás de buen humor y te levantas contento en la fría mañana de invierno.

0ºC, pero hoy hay agua caliente.
Las escenas del célebre anuncio son reales y Loft lo puede certificar. Valencia, 26 de diciembre y ver como sale vaho de entre las sábanas al levantarte.

Misa de 9. Decía la canción aquello de "la Misa es una fiesta muy alegre..."
Eso lo escribió alguien que no ha visto mi parroquia repleta de viejunas ateridas de frío.
Aprovecho para pasar por el confesionario y salgo muy contento.
Como tengo tiempo de sobra y hace un precioso día soleado, paseo hasta la estación de Atocha. Me monto en el tren escuchando música de banda y llegas, lleno de energía, a la cafetería donde te esperan tus compañeros para desayunar juntos antes de comenzar la jornada.

Comienza la jornada.
Muy tranquila, se complica a la hora de comer.

Señor muy inteligente:
- Hola vengo a que me de 1.000 euros.
Cukecito de buen humor pero hambriento:
- Ah, muy bien, déjeme su documentación.
Smi:
- No traigo nada.
Cdbhph:
- Déjeme su D.N.I.
Smi:
- Tampoco. ¿Y si le digo mi nombre?
Cdbhph. Mantengo la mirada fija durante un momento larguísimo, parpadeo un par de veces, suspiro y pregunto:
- ¿Y se supone que yo me tengo que fiar de su palabra?
Smi, se da la vuelta murmurando adjetivos peyorativos.

Con la tarde llegan los problemas.

Familia con mucho dinero y pocas neuronas:
- Hola, el ordenador carísimo que le hemos comprado al niño no funciona.
Cukecito de muy buen humor después de 3 cervezas:
- Déjemelo ver. ¿Qué errores ha detectado?
Fcmdypn:
- Va muy despacio y no funcionan algunos programas.
Cdmbhdd3c:
- ¿Ha instalado algo?
Esta pregunta, además de capciosa, es retórica, ya que la contestación siempre es negativa.
Cuando el cliente no sabe lo que significa, tampoco es capaz de distinguir un ordenador rápido de uno lento, por lo que es muy fácil de indicarles la parada de metro más cercana para que se tiren a la vía.
Cuando el cliente sabe lo que significa, recuerda que ha introducido software pirata y varios millones de virus por lo que opta por mentir vilmente para luego mostrar indignación, desconocimiento, etc, etc.

Como no podía ser de otra forma, Fcmdypn responde:
- No.
Cdmbhdd3c, sin necesidad de sacar ases de la manga:
- ¿Y estos 4 programas?
Fcmdypn:
- Pues no sabemos lo que es.
Cdmbhdd3c:
- Vamos a ver... pues curiosamente todos los usuarios han utilizado el programa... mire los accesos y los usuarios...
Fcmdypn, con la cara colorada:
- Habrá sido el tío Juan... (creo que el tío Juan ni existe).
Cdmbhdd3c:
- Muy bien, pues dígale al tío Juan que los programas no se pueden copiar y se deben instalar en carpetas ordenadas, que para eso están.
Fcmdypn:
- Pero el ordenador funciona mal desde el primer día- dicen al unísono intentando justificarse-.
Cdmbhdd3c, sacando el as de la manga:
- Como puede ver en este gráfico, el ordenador está funcionando con varios programas sin licencia y varios virus desde dos horas después de encenderlo por primera vez.
Fcmdypn, "coloraos":
- Entonces, ¿qué hacemos?.
Cdmbhdd3c:
- Como atención comercial se lo arreglaré gratis, pero que sepan que esto cuesta 85 euros.

Como castigo les tengo una hora de pie esperando.

De repente suena Fito. Me desconcierta.

A pesar de todo sigo de buen humor y el día no va mal del todo.
Y dijo el profeta, verás como viene alguien y lo jode.
Me recuerda mi baja productividad laboral. Mis objetivos no llegan ni al 50%.
Bien, mientras yo estoy arreglando problemas que otros ni se atreven a mirar, me dicen que mi productividad es baja...

Me dirijo al jefe y le indico que: SHOW ME THE MONEY!!
A los clientes en inglés les ayudará Lionel Ritchie, que creo que habla hasta debajo del agua.
A los clientes en francés o italiano, les atenderá el Mocho, que creo que habla checo.
A los clientes sordos les atenderá en LSE Piticli.
A los clientes con problemas a domicilio les va a visitar el Autobusero.
A los clientes con dudas sobre software musical les atenderá el Violinista.
El control de almacén lo va a hacer Furia.
Y, por último pero no menos importante, cuando alguien tenga alguna duda que pregunte a su amigo informático.

Recuerdo las palabras que me dedicaron ayer y al final, el día no ha sido tan malo.
Ya lo dice el lema de este blog. Podría ser peor, podría llover.
Dedicado a Belén y su maravilloso optimismo. Gracias ;-)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Juanjo leyendo tu mail no sabes cuan alegria tengo al estar de escedencia en el corte y perderme navidades y rebajas. Por cierto he llegado hace pocas horas a España y quiero veros a todos algún día a tomar unas cañas. Un abrazo. Papito.

Anónimo dijo...

hola chico:

Feliz Navidad y que si no te ha tocado la lotería (cosa rara), al menos tengas salud !!!

Muchos besos

Isabel (de la Uni)