27 dic. 2008

Las 00:00 horas.

Hoy no he parado. He acompañado a mis padres para hacer unas compras a primera hora y luego me he ido directamente a trabajar. El día ha sido duro. Me meto en la cama cansado porque casi no he tenido tiempo para nada, de hecho, no he ido al baño en todo el día. Como siempre, no tengo sueño pero estoy agotado. Leo el correo, contesto los más urgentes porque no tengo ganas de escribir, algo de música y leo las noticias por encima. En la cama, tumbado a oscuras con el portátil mientras oigo el disco de Police ha aparecido mi padre sin encender la luz. Un poco más y se me sale el corazón por la boca y el ordenador se va a hacer puñetas. Ni me acordaba.

Según el santoral romano, el 27 de diciembre es el día de san Juan Evangelista y es mi santo. Hay quien celebra el Bautista, pero yo no podría hacer nada como la mayoría.
Normalmente la gente celebra con gran alegría su cumpleaños pero a mí me hace más ilusión mi santo. Cada año, mi padre viene corriendo a medianoche y me felicita el primero, luego despierta a mi madre y me felicita ella.

Algunos gestos son maravillosos. La canción para hoy va a ser "Every little thing she does is magic".

3 comentarios:

Marquitos dijo...

Hola, hola:
Felicidades, pues.
Me gusta cuando te pones tiernecico.

Un abrazo, evangelista!

Cuke Zapater dijo...

Es que los viruses me bajan las defensas...
Ay, qué tos más fea tengo... y todavía no ha llegado 2009...
Gracias Marquitos, a ver cuando te pones y comienzas tu blog.

tenor dijo...

Felicidades con un día de retraso, y eso que no es una inocentada, espero que el "non stop" este llegando a su fin y que tu tos "coughing" no te haga pasar un fin de año, como mi navidad.

cuidate. Nos vemos y felicidades de nuevo por tu santo.