12 nov. 2008

Un fin de semana para recordar.

Pues en esto que el fin de semana se ha pasado entre frikadas, cervezas y duro trabajo, vamos, lo que más me pone.

Jueves. Los problemas informáticos de los demás me acosan. Como dice "El reno renardo": Ctrl + Alt + Supr.
Viernes. Problemas de stock y me toca curro de almacén, afortunadamente ahí estaba "El Matador" para ayudarme. El único hombre capaz de de triunfar y hacer una gran faena en cualquier plaza. Para terminar la jornada, cena tranqui con los amigos de toda la vida.
Sábado. Continúan los problemas de stock. Tengo la suerte de tener a mi lado a "El Matador", el único torero que se atreve hasta con un toro mecánico, con lo que el día pasa entre más cajas y risas. Para terminar la jornada, cena con Paca Carmona, Farynator y Escobator. No es broma, estuve con todos ellos de manos del inigualable Castigador. De postre un braulio.

Me preocupa que mis amigos tengan nombres de comic y que mi madre haya empezado a llamarme friki pero no se vayan todavía, aún hay más.

Domingo. Me avisan unas amigas de que quedamos para tomar unas cañas después de misa. Una cosa lleva a la otra y terminamos celebrando el encuentro por todo lo alto hasta más allá de la media noche. La lista de momentos inolvidables es extensa.

Aunque he terminado con el cuerpo como si me hubiera escondido debajo de la manta élfica, tras un fin de semana así no me queda otra que ver mi bazo medio lleno.

No hay comentarios: