1 nov. 2008

Bucle infinito.

En mis años mozos me gustaba mucho unos intermedios que hacía la cadena de televisión TCM en formato de anecdotario que empezaba y terminaba con la misma frase y por aquello de que no penséis que me paso el día viendo porno en internet, hoy voy a hablar de un libro que acabo de terminar.

La novela "Brewster's Millions" de G. B. McCutcheon me la he encontrado por las bibliotecas virtuales y me recuerda a las historias y personajes creados por mi adorado P. G. Woodehouse, que escribió las historias en las que se basa la serie de tv "Jeeves y Wooster", donde es posible que algún perspicaz haya reconocido a un afamado actor, y no me refiero a Stephen Fry.

La novela cuenta las aventuras de un inútil joven que debe gastar una fortuna para heredar otra aún mayor y, curiosamente, hoy escribía Alfonso Ussía sobre la imposibilidad matemática de mal-gastar 2 (3 en otros medios) millones de euros.

En la siguiente página me he encontrado con el gasto millonario que ha hecho el señor Obama en su campaña por televisión y me ha recordado a ciertas escenas de la película que grabó Richard Pryor sobre la novela "Brewster's Millions" de G. B. McCutcheon.

3 comentarios:

Ada sin H dijo...

No has linkeado "mis años mozos" ¡Con la ilu que me hacía verte cuando te estaba saliendo el bigote..! :D

Ada sin H dijo...

Respecto a lo de Obama... ¿con ese dinero no se acabaría con el hambre en Etiopía durante al menos un año?

Cuke Zapater dijo...

¡¡¡Pero si aún me está saliendo el bigote!!!
Mi metamorfosis se resume con la del gusano que se transforma en capullo y ahí se queda...

Supongo que con ese dinero se podrán hacer muchas cosas. Yo el dinero lo calculo en guitarras y tebeos.

Con 900 euros te compras la colección completa de Olé de Mortadelo y Filemón y de 13 rue del Percebe.

Con algo más de 3.000 euros te compras la guitarra más bonita del mundo:
Gretsch Country Gentleman.

¡¡Y por 1 euro te dan una hamburguesa en el McDonalds!! El martes invité a cenar a mis padres por 5 euros y les hizo mucha ilusión comer comida basura. Ver para creer...