19 may. 2008

Todos iguales, todos diferentes.

Siempre he opinado que no somos iguales. Yo soy grande y mi amiga Pipin es pequeña, yo tengo pelo y mi padre es calvo, los niños tienen pene y las niñas vagina...
Toda la vida me han estado bombardeando con criterios de igualdad entre razas, sexos, religiones, condición social... e incluso alguna que otra legislación habla sobre el tema.

Estoy confuso porque ahora leo que no somos iguales ante la ley.
La guardia y custodia de hijos es para la madre en el 90% de los casos aunque el padre demuestre una mejor situación.
Si eres minusválido o deportista de alto nivel tienes plazas universitarias reservadas.
Los altos cargos deben ser paritarios (menudo jaleo con las Ingenieras de Caminos elegidas por paridad en las oposiciones).

Y ahora me pueden caer más años de cárcel por ser hombre...

Pues no lo entiendo.
Y que conste que estudio, trabajo y vivo rodeado de mujeres maravillosas.

Y para todos mis melancólicos amigos, un recuerdo de nuestra infancia.

3 comentarios:

jose dijo...

Yo soy joven, tú... menos joven.

jejeje

Cuke Zapater dijo...

A ti te voy a dar p'al pelo ese que te estás dejando...

tenor dijo...

Un caminero esta de acuerdo, yo soy partidario de la igualdad, pero en su porcentaje justo, un poquito de pod favod.