7 may. 2008

Desastre ecológico.
En principio iba a hablar del New Flame, la gran labor de las asociaciones ecologistas y su intensa difusión mediática, digna de Nunca Mais Nos Vereis.

Mi progenitor A, que demuestra su mejoría dando trabajo a los demás, en esta ocasión me ha adjudicado la organización de camisas y corbatas. Una especie de selección natural darwiniana de camisas y corbatas. Puestos en faena, he extendido mi trabajo a pantalones y americanas. Parecía que alguno sobreviviría, pero la selección natural es inexorable y ha sido como la extinción de los dinosaurios, han caído todos bajo mi siempre minusvalorada capacidad de engordar. La explotación de bosques de eucaliptos en Australia ha dejado al koala al borde de la extinción, la explotación de bosques de bambú en China ha provocado la casi desaparición del panda y la emigración de mis abdominales ha provocado la extinción de los pantalones de la talla 52 en mi armario.

Me veo matriculado en un programa de restauración de figuras.

4 comentarios:

Patch dijo...

Hey, Lucas! Así podrás aprovechar para comprarte esos pantalones pitillo que tanto se llevan, sobre todo en Las Barranquillas :)

tenor dijo...

Creo que tras años impestuosos todos los integrantes debemos matricularnos en el programa de restauración de figuras, o algun día en alguna reunión explotará el botón de mi pantalón por la dichosa manía de seguir creyendo que mis abdominales no me abandonaron.
yo también me matriculo, ya vamos dos.

Ada sin H dijo...

No, bobo, nada de restaurar figuras, que si no, luego no hay donde agarrar =D

Loft dijo...

pregunto

¿hago limpieza sin piedad en tu armario playeril? El espacio físico junto con el agua es el bien más valorado