11 may. 2008

Con todo el respeto del mundo:
Siempre me sorprenden las palabras de este señor. Es correcto y comedido al hablar, meridianamente razonable y discreto en las declaraciones y, además, no ha vendido su miseria en programas basura o demandado al Estado para sacar tajada.
Ya hablé de un problema judicial español basado en la incompatibilidad de determinadas penas con la Constitución. Efectivamente, como Moski detallaba, se puede establecer una cadena perpetua pero siempre con opción a una revisión y reducción de condena por buen comportamiento, etc. Esto hace absurda cualquier condena para delitos muy graves como las de miles de años que se imponen ahora.
El buenismo de nuestros dirigentes y asociaciones progresistas harán imposible el deseo de don Juan José y lo siento en el alma.

1 comentario:

Alas al viento dijo...

Pues qué putada...