3 mar. 2008

Fin de la semana del terror infundado.
Pues pensaba que esta semana que ha pasado iba a ser peor, efectivamente podría haber llovido pero no ha sido así.
Las prácticas en El Escorial van bien, malo el tiempo que pierdo en trasportes pero todo va como la seda.
Mi madre sigue mala y en vez de avisar como Dios manda, pues me llama desde urgencias como el que te avisa que está en la parada del autobús esperando. La cosa permanece estable así que habrá que esperar a ver como evoluciona.
He tenido que ir a trabajar todos los días, sabado y domingo included, y el viernes, día de inventario y balance, no fue tan duro y el resultado no ha sido tan malo como esperaba. Hemos tenido más fallos que el Apolo XIII pero no llegará la sangre al río.
Mi resfriado del mes de noviembre ha empeorado y ha llegado a 8 en la escala Richter de terremo-tos, me obligará a ir al médico, pero he aguantado el tirón y no me ha dejado en el dique seco.
No he tenido tiempo para mucho más pero os dejo este artículo que me ha mandado mi querido Iván. Algún día me montaré una sala de cine así en casa...

No hay comentarios: