23 mar. 2008

Ejerciendo de padrino:

Pues en un alarde de familiaridad, hoy hemos comido juntos en familia, evento que no ocurría desde el año pasado.

Así pues, he ejercido de padrino como Dios manda y le he regalado a Churrete una mona de Pascua. De la mona tradicional, sólo me gusta romper el huevo en la cabeza de otro y como me parece el peor bollo que me he llevado a la boca, para no traumatizar al pequeño, pues le he hecho una con huevos de chocolate. Desgraciadamente a mis sobrinos les gusta más el jamón y el "choriso" que los dulces...

Siguiendo la costumbre, deberíamos haber volado el cachirulo, pero la reunión se ha disuelto rápidamente y me he visto obligado a acompañar a mis progenitores A y B a sus aposentos.

Así que aquí estoy, delante de la pantalla, intentando empezar a programar pero por más que lo intento no empiezo. ¡¡Perrea, perrea!! Como siempre, empezaré a las once de la noche y me acostaré a las tres o las cuatro... si es que no aprendo.

3 comentarios:

Versi dijo...

Que identificada me he sentido en lo de empezar a hacer las cosas tarde, es mi principal problema!!

Patch dijo...

¡Pero si mañana no curras!

Todo es quejarse y na más que de quejarse...

Cuke Zapater dijo...

Claro, mientras algunas se congelaban el culo en Oslo, yo estaba trabajando... Menos mal que algunos se sienten identificados con mi problema, resulta reconfortante.