18 dic. 2007

Peaso invento el Intené ese. ¡Qué bien pensado está todo y cómo pita!
Cuando logré una conexión a Internet de calidad (dícese de aquella conexión que no depende de los vecinos ni del teléfono) comencé a trabajar con el ordenador conectado a Kiss FM.
A la tercera vez que oyes Englishman in New York, Eternal Flame, Life, y Jardín de Rosas, empiezas a perder la noción del tiempo y te da un bajón paranoide bastante interesante, de ahí derivan los problemas de tráfico en las ciudades.
Así abrí la caja de Pandora y pasé una de mis primeras noches en blanco (algo así como las Pringles, cuando pinchas Pop ya no hay stop).
Ahora, Winamp ha mejorado su interfaz de radio y se ha convertido en uno de mis esenciales de Internet. Ya no puedo encender el ordenador sin ejecutarlo y ponerme a escuchar música mientras trabajo.

2 comentarios:

Patch dijo...

Lucas, no sé por qué abandonaste las cintas de casette, la vida era más fácil en los 80.

Ada sin H dijo...

Uy... winamp, música... con esas gafapasta te estás volviendo como yo... =D