10 sept. 2007

Mensajes en una botella.

Sr. Ingeniero. Seguramente usted sea una persona muy importante y gane mucho dinero pero ningún hijo le habla de esa manera a su madre, espero que el comentario que he hecho despreciando su actitud haya sido suficiente para que se le caiga la cara de vergüenza (o voy a perder mi puesto de trabajo…).

Antonio. Me importa una mierda tu operación a corazón abierto, dile a tu hijo que deje de descargar porno en el ordenador y se ponga a estudiar.

Javier. Le ruego abandone su puesto de trabajo de director de servicios informáticos y vuelva a Educación Primaria para aprender a leer.

Extremeños adinerados. Enseñarme la pasta e intentar hacerse los importantes no hará que les atienda mejor y, para fastidiar, sin que se den cuenta les tomaré el pelo y perderán la reserva en el asador.

Españoles (pronúnciese con tonillo). Hablar alto es muy incómodo y molesto. En el tren, en el metro, en el bar, en la cafetería, en cualquier lado se puede hablar más bajito.

Pijo tonto o tonto el pijo. Te has gastado tres mil euros en un ordenador que no sabes encender y ¿has venido a demostrármelo? Enhorabuena, ya eres tonto diagnosticado.

¡¡Españoles!! (márquese más el tonillo). La piratería es delito, no pueden jactarse ni declarar alegremente que usan software ilegal.

Te digo yo que un día de estos me voy a encontrar a uno que me va a contar que ha asesinado a su mujer…

Pasan las jornadas y cuando las estrellas se oscurecen llega un nuevo día.

Y sin darnos cuenta el verano se termina. Pasan los días, pasan los meses, pasan los años sin darnos cuenta. Parece que nada cambia pero, cada día, las estrellas se oscurecen y llega un nuevo día.

1 comentario:

Patch dijo...

Lucas, cada vez estás más críptico.

Saludines cuasi otoñales.