19 jun. 2006

Estimados Mundialitos:
Algo bueno tiene un mundial para aquellos que no seguimos esferas rodantes sobre la hierba, a saber:
1º La publicidad mejora.
Los de Coca Cola como siempre mis favoritos.
Así se sale del armario.
He pensado en hacer lo mismo pero delante del ordenador.
Me encanta el sonido de disco que se raya. Me recuerda a los momentos "musicales" de Ally McBeal.
¿Cómo alguien que dio una patada voladora a un espectador, un personaje tan macarra y antideportivo ha llegado a ser imagen de Jogo Bonito?
Una de chinos.
No he encontrado nada de la Llama Mundialista :(
2º Las calles se vacían y puedo pasear al perro por el parque sin peligro. Algún día os contaré el día que le expliqué a un papá que su hijo no debería ir suelto y sin bozal. O el día que un niño le dió todo el bocata a Buffer y el perro no lo quiso porque era de jamón de york (posterior pelea con la madre que tuvo que callarse al ver que el perro no come jamón de york, faltaría más).
3º Los clientes plastas se reducen a los que no ven el fútbol, es decir a dos ancianitas y algún despistao.
4º Los "chundas" del parque se van de botellón a otra parte para ver el partido.
5º Los borrachos que orinan en el callejón hacen lo mismo pero en el bar.
6º La M-30 no tiene atascos si sabes elegir tus horarios.
7º No hay colas (da igual donde vayas).